Buscar este blog

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Reseña de Adventure Time


Finn y Jake de Hora de Aventura
Finn y Jake de Hora de Aventura

La primera vez que vi este show en Cartoon Network (Hora de aventura en Hispanoamérica, Hora de aventuras en España) no me gustó. Fue el episodio ¡El Enquiridión! (The Enchiridion!) y todo lo que vi fue a un niño gritón planeando con un billete enorme y pateando en la entrepierna a un gigante. Recuerdo haber pensado que dicho dibujo animado no valía la pena. No recuerdo por qué decidí darle otra oportunidad a lo mejor no había nada más en la televisión. Ese capítulo fue Pánico en la Fiesta del Palacio (Slumber Party Panic) y fue increíble. Comprendí que Adventure Time es uno de esos programas aparentemente infantiles cuyo contenido y humor está dirigido a los adultos.


¿Qué lo hace tan especial? Existen varias razones. De entrada tenemos el estilo de animación que nos presenta un mundo de cuento de hadas con personajes bizarros que lucen adorables y a veces un poco grotescos, generando una especie de encanto repelente. Existen numerosos guiños visuales para aquellos que analizan frame a frame, como el juego de localizar al Caracol en cada episodio.

Una vez pasada la primera impresión, tenemos el retorcido humor que a veces se pierde en la traducción, digamos en un 10%, pero se mantiene lo suficiente cómo para reírnos cuando la Princesa Bubblegum (Dulce Princesa en Hispanoamérica y Princesa Chicle en España) le guiñe un ojo a Finn en Nadie te escucha (No One Can Hear You) y comente “El venado quería mis dulces, pero yo no le di ninguno, si sabes lo que quiero decir”. Además de eso encontramos groserías camufladas en referencias matemáticas y dobles sentidos por doquier.

El humor desde luego es bueno, sin embargo es la trama en Adventure Time lo que nos convierte en verdaderos seguidores de este fenómeno televisivo. Vemos como Finn el humano deja de ser un niño que juega a ser un aventurero y poco a poco madura para convertirse en el héroe que los habitantes de Ooo merecen, un proceso que dista de ser fácil, pues nos muestra cómo Finn debe encarar y superar sus más profundos temores, además de enfrentar la infinita maldad del Lich y el rechazo amoroso por parte de la Princesa Bubblegum.

Finn no podría superar tantos retos de no ser por la incondicional amistad de su hermano adoptivo, Jake el perro. La amistad y el amor son este programa dos poderes que pueden sobrepasar toda dificultad, y es por ello que Adventure Time puede ser visto por padres y niños, mejor aún si lo hacen juntos.

Todos los personajes tienen algo especial, pero mi favorito es Jake. Su falta de concentración es compensada con un gran carisma y un buen corazón. Y su mágica capacidad de estirarse, claro.

Si de algo hay que quejarse, sería de la desorganizada forma en que son trasmitidos los episodios en Latinoamérica. Sea como sea, Adventure Time es totalmente matemático y cada emisión es fantástica por diversas razones. Para mí, ¡siempre es Hora de Aventura!

Enlaces de interés:
Adventure Time Wiki

POSTDATA
Como La imitación es la más sincera forma de adulación, he dibujado una bizarra fusión entre el personaje Gunter y Tinker Bell (de la cual mi hermana menor es fan), y en un desvario de mi mente, esto fue lo que surgió:
 
Gunter con el vestido de Tinkerbell
Gunter con el vestido de Tinkerbell
Publicar un comentario