Buscar este blog

lunes, 29 de julio de 2013

Harry Potter y los Métodos de la Racionalidad Capítulo 2

Capítulo 1                     Capítulo 3


Harry Potter y los Métodos de la Racionalidad



Capítulo 2



Todo lo que Creo es Falso


Profesor Michael Verres-Evans
Fan Art por Korn-Elia

...


#include "stddisclaimer.h"


...

"Por supuesto que fue mi culpa. No hay nadie más aquí que pudiera ser responsable por cualquier cosa.”

...

"Ahora, sólo para estar claros," Harry dijo, "si la profesora logra que levites, Papá, cuando sabes que no has sido conectado a ningún cable, eso será evidencia suficiente. No le vas a dar la vuelta y argumentar que es un truco de magos. No sería un juego limpio. Si te sientes de ese modo, deberías confesarlo ahora, y podemos elaborar un experimento diferente."

El padre de Harry, el Profesor Michael Verres-Evans, giró sus ojos. "Sí, Harry."

"Y tu, Mamá, tu teoría asevera que la profesora debería ser capaz de hacer esto, y si eso no sucede, admitirás que estás equivocada. Nada de que la magia no funciona cuando las personas son escépticas, ni nada de eso."

La Directora Adjunta Minerva McGonagall estaba mirando a Harry con una expresión perpleja. Se veía como una bruja dentro de su túnica negra y su sombrero puntiagudo, pero cuando habló sonó formal y Escocesa, lo cual no encajaba para nada con su apariencia. A primera vista parecía como alguien que debería reírse agudamente y poner bebes dentro de calderos, mas todo el efecto se arruinó tan pronto como abrió su boca. "¿Es eso suficiente, Sr. Potter?" preguntó ella. "¿Debo seguir adelante y demostrar?"

"¿Suficiente? Probablemente no," Harry habló. "Sin embargo por lo menos ayudará. Adelante, Directora Adjunta."

"Únicamente Profesora," corrigió ella, y entonces, "Wingardium Leviosa."

Harry miró a su padre.

"Eh," Harry espetó.

Su padre lo miró a él. "Eh," su padre repitió.

Entonces el Profesor Verres-Evans miró a la Profesora McGonagall. "De acuerdo, puede bajarme ahora."

Su padre fue bajado cuidadosamente al suelo.

Harry sacudió una mano a través de su cabello. Tal vez era la extraña parte de él que ya había estado convencida, pero... "Eso fue más bien un anticlímax," Harry dijo. "Se podría pensar que habría algún tipo de evento mental más dramático asociado con la actualización de una observación de probabilidad infinitesimal -" Harry se detuvo a si mismo. Mamá, la bruja, e incluso su Padre estaban dándole esa mirada de nuevo. "O sea, a descubrir que todo lo que creo es falso."

Seriamente, debió haber sido más dramático. Su cerebro debió haber evacuado todo su surtido actual de hipótesis sobre el universo, ninguna de las cuales permitía que esto sucediera. Mas en vez de eso su cerebro sólo parecía seguir, De acuerdo, vi a la Profesora de Hogwarts agitar su varita y hacer que tu padre ascendiera en el aire, ¿ahora qué?

La bruja-señora estaba sonriendo con benevolencia sobre ellos, parecía muy divertida. "¿Quisiera una demostración adicional, Sr. Potter?"

"No tiene que," Harry contestó. "Hemos realizado un experimento definitivo. Sin embargo..." Harry titubeó. No podía evitarlo. De hecho, según las circunstancias, él mismo no debería evitarlo. Era correcto y apropiado ser curioso. "¿Qué más puede hacer?"

La Profesora McGonagall se transformó en un gato.

Harry se replegó sin pensarlo, retrocediendo tan rápido que se tropezó con una pila extraviada de libros y aterrizó duro sobre su trasero con un porrazo. Sus manos bajaron para atraparse a si mismo sin llegar a alcanzarse adecuadamente, y hubo una punzada de alarma en su hombro cuando el peso bajó sin apoyo.

De inmediato el pequeño gato atigrado se transformó de nuevo en una mujer de túnica. "Lo siento, Sr. Potter," se disculpó la bruja, sonando sincera, aunque las comisuras de sus labios temblaban hacia arriba. "Debí advertirle antes."

Harry estaba respirando de manera irregular. Su voz salió entrecortada. "¡Usted no puede HACER eso!"

"No es más que una Transfiguración," dijo la Profesora McGonagall. "Una transformación de Animago, para ser exactos."

"¡Se transformó en un gato! ¡Un gato PEQUEÑO! ¡Usted violó la Conservación de Energía! No sólo es una regla arbitraria, ¡es implícito por la forma del Hamiltoniano cuántico! ¡Rechazándolo destruye la unitariedad y entonces se obtiene señalización superlumínica! ¡Y los gatos son COMPLICADOS! Una mente humana simplemente no puede visualizar del todo la anatomía de un gato y, y toda la bioquímica del gato, ¿y qué hay de la neurología? ¿Cómo puede usted ir por ahí pensando si está usando un cerebro del tamaño de un gato?"

Los labios de la Profesora McGonagall estaban temblando más duro ahora. "Magia."

"¡La Magia no es suficiente para hacer eso! ¡Tendría que ser un dios!"

La Profesora McGonagall parpadeó. "Esta es la primera vez que me han llamado así."

La visión de Harry se puso borrosa, mientras su cerebro comenzaba a comprender lo que se acababa de romper. Toda la idea de un universo unificado matemáticamente con leyes ordinarias, eso era lo que había sido vaciado por el inodoro; toda la noción de la física. Tres mil años desmenuzando grandes cosas complicadas en piezas más pequeñas, descubriendo que la música de los planetas era de la misma melodía que la de una manzana cayendo, hallando que las verdaderas leyes eran perfectamente universales y no tenían excepciones en ningún lugar y tomaban la forma de matemática simple gobernando las partes más pequeñas, sin mencionar que la mente era el cerebro y el cerebro estaba hecho de neuronas, un cerebro era lo que una persona era -

Y entonces una mujer se transformó en un gato, todo eso para nada.

Ciento de preguntas lucharon por prioridad sobre los labios de Harry y el ganador se desparramó: "¿Y, y qué clase de conjuro es Wingardium Leviosa? ¿Quién inventa las palabras para estos hechizos, niños de guardería?"

"Suficiente, Sr. Potter," la Profesora McGonagall habló lacónicamente, aunque sus ojos brillaron con suprimida diversión. "Si usted desea aprender sobre magia, le sugiero que finalicemos el papeleo para que pueda ir a Hogwarts."

"Correcto," Harry declaró, algo aturdido. Compuso sus pensamientos al tiempo. La Marcha de la Razón tendría que empezar de nuevo, eso era todo; aún tenían el método experimental y eso era lo más importante. "¿Cómo llego a Hogwarts, entonces?"

Una risa sofocada escapó de la Profesora McGonagall, como si fuera extraída de ella con pinzas.

"Aguarda un momento, Harry," su padre intervinó. "¿Recuerdas por qué no has ido a la escuela hasta ahora? ¿Qué hay de tú condición?"

La Profesora McGonagall giró para encarar a Michael. "¿Su condición? ¿Cuál es?"

"No duermo bien," Harry explicó. Agitó sus manos impotente. "Mi ciclo de sueño dura veintiséis horas, Siempre voy a dormir dos horas tarde, cada día, no puedo dormirme más temprano, y al día siguiente voy a dormir dos horas más tarde que eso. 10PM, 12AM, 2AM, 4AM, hasta que le da la vuelta al reloj. Incluso si intentó madrugar, no hace diferencia y estoy descarrilado todo el día. Por eso es que no he ido a una escuela normal hasta ahora."

"Una de las razones," añadió su madre. Harry le echó una mirada penetrante.

McGonagall ofreció un largo mmmmm. "No puedo recordar haber escuchado sobre tal condición antes..." ella comentó lentamente. "Verificaré con la Señora Pomfrey para ver si conoce algún remedio." Entonces su cara se iluminó. "No, Estoy segura de que esto no será un problema – Encontraré una solución a tiempo. Ahora," y su mirada se afiló de nuevo, "¿cuáles son estas otras razones?"

Harry envió a sus padres una mirada feroz. "Soy un concienzudo objetor a la conscripción infantil, basado en que yo no debería sufrir por la desintegración de un sistema escolar y su fracaso para proveer profesores o material de estudio de incluso un mínimo de calidad adecuada."

Ambos padres de Harry aullaron con una risa a eso, como si pensaran que todo era un gran chiste. "Oh," dijo el padre de Harry, con ojos brillantes, "por eso es que mordiste a una profesora de matemáticas en tercer año."

"¡Ella no sabia lo que era un logaritmo! "

"Por supuesto," secundó la madre de Harry. "Morderla fue una respuesta muy madura."

El padre de Harry asintió. "Una bien-considerada política para tratar el problema de profesores que no entienden los logaritmos."

"¡Tenía siete años! ¿Cuánto tiempo van a seguir trayendo eso a colación?"

"Lo sé," se mofó su madre con simpatía, "muerdes una profesora de matemáticas y nunca dejan que lo olvides, ¿cierto?"

Harry se dirigió a la Profesora McGonagall. "¡Vaya! !¿Ve con lo que tengo que lidiar?"

"Discúlpeme," espetó Petunia, y huyó a través de la puerta trasera hacia el jardín, desde el cual sus gritos de risa eran claramente audibles.

"Ya, ah, ya," la Profesora McGonagall parecía estar teniendo problemas para hablar por alguna razón, "no hay que andar mordiendo a los profesores de Hogwarts, ¿está bastante claro, Sr. Potter?"

Harry le frunció el ceño. "Bien, no morderé a nadie que no me muerda primero."

El Profesor Michael Verres-Evans también tuvo que dejar el cuarto brevemente tras escuchar esto.

"De acuerdo," la Profesora McGonagall suspiró, después de que los padres de Harry se serenaron y regresaron. "Bien. Creo, en estas circunstancias, que debería evitar llevarlo a comprar sus materiales de estudio hasta un día o dos antes de que la escuela comience."

"¿Qué? ¿Por qué? Los otros niños ya saben magia, ¿o no? ¡Tengo que comenzar a ponerme al día de inmediato!"

"Quédese tranquilo, Sr. Potter," replicó la Profesora McGonagall, "Hogwarts es muy capaz de enseñar los fundamentos. Y sospecho, Sr. Potter, que si lo dejo por dos meses a solas con sus libros escolares, incluso sin una varita, regresaré a esta casa sólo para encontrar un cráter de humo purpura ondulante, una ciudad despoblada rodeándola y una plaga de cebras llameantes aterrorizando lo que quede de Inglaterra."

La madre y padre de Harry asintieron en perfecto unisono.


"¡Mamá! ¡Papá! "


...

Fin del Capítulo 2

Fanfic escrito por Less Wrong / Eliezer Yudkowsky


Traducido al español por Rhaidot



Capítulo 1                     Capítulo 3


Publicar un comentario