Buscar este blog

lunes, 19 de febrero de 2018

6 historias de la tabla Ouija

disparo

El primer amigo


A la semana siguiente Nataniel se había olvidado por completo de la sesión con la Ouija. Y como estaba durmiendo cuando la bala le atravesó el corazón, ni siquiera se enteró de su propia muerte.

La policía encontró el revolver todavía oloroso a pólvora en su mano izquierda, aunque era un hecho conocido que Nataniel era diestro. Sin embargo, lo que en realidad determinó que se trataba de un homicidio y no de un suicidio, fue el huevo hervido, sin cascara, que había sido puesto encima del hoyo en el pecho.

El cadáver de Nataniel había quedado boca arriba, con la sonrisa de bobo que casi todos tenemos al soñar. Si alguien le hubiera dado un mordisco al huevo, hubiera descubierto que estaba salado.

quemado vivo

El segundo amigo

Tras el asesinato de Nataniel, Cosme se sintió nervioso. No lo relacionó con la tabla maldita. Pensó que se trataba de una atrocidad cometida por un demente con quien su amigo se había cruzado por una nefasta casualidad.

Cuando alguien de confianza le obsequió una gaseosa se la tomó sin dudar.

Cosme despertó con mucho calor y no se podía mover. Estaba amarrado a su propia cama con cuerdas gruesas y firmes. Las cortinas, la alfombra y sus propias sabanas estaban siendo consumidas por las llamas. Antes que el dolor, lo impactó lo secó que sintió su propia boca: nunca había imaginado que él mismo pudiera tener sabor a lija.

El forense concluyó que había muerto de un paro respiratorio, y que la muerte debió ser un alivio para ese pobre hombre quemado en vida.

despellejado

El tercer amigo

Tras la muerte de Cosme, Leopoldo se convenció de que era culpa de un demonio invocado por la Ouija. Le contó a la policía sobre el juego macabro, que cada uno de sus amigos había sido designado como un dedo de la mano, excepto Cassandra quien había escapado cuando se apagaron las luces, antes de que le llegara el turno.

A pesar de los asesinatos y del miedo de Leopoldo, la policía no le creyó; ellos ni siquiera estaban seguros de que los dos crímenes estuvieran relacionados.

Leopoldo, desesperado, acudió a una de las amigas implicadas, creyendo que sólo ella podría salvarlo. Fue recibido con una bebida hidratante y cuando despertó, estaba amarrado a una tabla de operaciones mediante fuertes correas de cuero.

El policía que lo encontró vomitó, porque nunca había visto a un hombre despellejado.

El forense determinó que le habían arrancado la piel con la habilidad de un cirujano, mientras aún estaba con vida y sin anestesia. Había perecido a causa de la perdida de sangre.

ahogada

La cuarta amiga

La policía sospechaba de ella y de las otras dos; pero Amparo no se podía imaginar a ninguna de sus amigas cometiendo semejante locura, y sabía que ella misma no lo había hecho.

Tampoco creía en lo sobrenatural, por lo que concluyó que se trataba de un loco que los había estado espiando. Que a lo mejor uno de sus amigos ya fallecido había planeado la broma de los dedos con la tabla de madera, y que el asesino los había escuchado y se había inspirado en la broma inocente para cometer sus horribles crímenes.

Amparo llegó a la conclusión de que la policía no podría protegerla de alguien tan astuto y siniestro, menos aún si sospechaban de ella. Por lo que, sin decirle a nadie, tomó una serie de buses que la llevaron hasta una playa, una donde había querido tomar vacaciones desde hace tiempo. Se sintió bien disfrazada con el enorme sombrero, con las gafas oscuras y el maquillaje cambiado.

Una llamada anónima e imposible de rastrear le avisó a la policía del lugar en que podían encontrar a Amparo. Hallaron su cadáver en la playa, con los pulmones llenos de agua del mar. Alguien la había arrastrado sobre la arena.

huevo bomba

La quinta amiga


Vilma siempre había sido gorda y por eso anhelaba el día en que mágicamente se volviera una delgada y famosa modelo del país. Aunque no adelgazó, su ovalado rostro apareció en todos los medios importantes, en los cuales se pronosticaba su muerte por culpa de la incompetencia policial.

Vilma estaba sobrecogida por las muertes de sus amigos y la fama inesperada. Se entregó a las entrevistas incondicionalmente a pesar de las advertencias de la policía. Los periodistas la obsequiaban con comida porque eso la alegraba, y la alegría le soltaba la lengua.

Cuando le pasaron un huevo aparentemente crudo no se asustó, sólo quedó extrañada. La explosión de la bomba dejó a cuatro periodistas heridos, pero sólo la mató a ella.

tabla ouija

La sexta amiga

Tras la muerte de Vilma, Cassandra se desvaneció en el aire, a pesar de haber estado bajo la misma vigilancia y protección que su amiga.

La policía negó haberla escondido por su propio bien. Un periódico dijo que Cassandra debía ser la asesina que había logrado escapar de las autoridades y quedar impune. Un escritor aficionado a lo paranormal publicó un libro donde la responsable de las extrañas muertes era la condenada Ouija.

Nadie se atrevió a preguntarle a la propia tabla.

La verdad sólo la conocía una persona: Cassandra.

Ella y sólo ella había programado las luces para que se apagaran. Fue ella quien movió la Ouija. Fue ella quien le disparó a Nataniel. Fue ella quien le ofreció las bebidas a Cosme y Leopoldo. Fue ella quien rastreó a Amparo e hizo explotar a Vilma.

No había una motivación concreta detrás de sus asesinatos, excepto quizá el aburrimiento. Había sido una forma de retarse a sí misma, de demostrar lo brillante que era al engañar a todo el mundo. No le importaba la gloria, le bastaba con saber que había sido capaz de hacerlo, sin ayuda ni influencia de nadie.

Sí, Cassandra había sido la verdadera responsable de todo. Sin embargo, Cassandra no había planeado que le fallaran los frenos al carro que había comprado con una identidad falsa. Quizá...

Nota del autor


Este cuento en seis partes está inspirado en el vídeo 9 Historias Cortas de Terror XVII │ MundoCreepy │ MaskedMan del YouTuber MundoCreepy quien junto con Living a Book realizaron un concurso para mi libro interactivo El Cazador. Infortunadamente no alcancé a terminar los cuentos antes de que acabara el concurso.

Me había propuesto realizar un vídeo para complementar esta entrada de blog, pero debo confesar que ando corto de tiempo en la actualidad y que hacer vídeos no es mi fuerte; me siento incomodo y ansioso, y cada vez que grabo pienso que ha quedado horrible y que mejor lo hago de nuevo y en fin nunca quedo satisfecho con el producto final. Si alguien más quiere hacer un vídeo con mis relatos puede hacerlo, sólo le pido que me de el crédito como el escritor.

Si quieren apoyarme, darle 5 estrellas a mi libro es la mejor opción.

DESCARGA "EL CAZADOR"
ANDROID: https://goo.gl/hZp8SR
IPhone y IPad: https://goo.gl/Jk1i1t

Publicar un comentario