Buscar este blog

martes, 5 de agosto de 2014

Behaving Badly: Selena Gomez de mal en peor

Me encantan los shows de Disney, y la verdad me da hasta pena reconocerlo. Siempre empiezo analizando la estructura del programa, nunca estoy complacido hasta que entiendo a dónde apunta el guión. Es un habito de escritor. Lo que me pasa con Disney es que tienen un muy buen equipo de doblaje al español latino, me dan risa los chistes de doble sentido con esas voces tan profesionales.

Y entre las decenas de programas no tan buenos, estuvieron los Hechiceros de Waverly Place. Melissa siempre se burla de mí porque suelo encariñarme con las chicas Disney. Yo solamente veo sus méritos mientras que mi crítica novia no ve más que defectos. Y ella siempre acierta, lo que nunca deja de ser un golpe bajo para mí.

En fin, incluso hasta el día de hoy sentía cierto entusiasmo por el quehacer de Selena Gomez, mas creo que eso ha llegado hasta hoy. Ahora a tocado fondo la cosa.

Aunque no se ha retorcido tanto como Miley Cyrus, ni hundido en las drogas y la auto-mutilación como Demi Lovato (al menos hasta donde nos hemos dado cuenta) Selena Gomez ha dado harto de que hablar. Para empezar, no se lleva bien con ninguna de las dos antes mencionadas. Fueron amigas, pero se enemistó con Cyrus por salir con su ex-novio Nick Jonas, y con Lovato porque ésta, al igual que el resto de las personas cuerdas, no soporta a Justin Bieber.



¿No será acaso que el problema está en las otras dos? Claro que esa dos tienen sus conflictos edípicos sin resolver, pero eso no justifica los aires de diva de Gomez. Llamemos un testigo con un record criminal inferior, Jake T. Austin, que hacía de hermano menor de Selena en la famosa serie. "Max" le cogió mucho resentimiento a Gomez por abandonar la serie para encontrarse a sí misma como artista, dejando sin empleo a la mayoría del elenco.

Aunque pasemos a hablar de tiempos más recientes. Además de terminar y regresar con Justin Bieber como si fuera un juego de yo-yo, a Gomez le ha dado por agrandarse los senos. Dudo mucho que tener los pechos grandes tenga que ver con la lucha por el empoderamiento femenino. Me ha desagradado ese giro que le ha dado a su carrera, aunque guardé silencio. Después de todo, es su cuerpo y cada quien puede buscar aumentar su autoestima de la forma que quiera mientras no lastime a nadie.

Sin embargo, cuando haces la primera película que recibe un porcentaje de cero por ciento en Rotten Tomatoes, eso no tiene perdón de Dios ni de éste humilde escritor.

Behaving Badly
Tan mala que que querrás ver Crepúsculo para olvidarle.

Behaving Badly es la cinta de la que hablamos. Se estrenó el 1 de Agosto en Estados Unidos, no sé como la traducirán, probablemente un título bobo como Virgen y cachondo. Para no hacer este artículo más largo de lo necesario, voy a enumerar sucintamente las 8 razones por las que esta película es tan mala, cortesía de parafrasear este artículo en Inglés que leí:

1. Se ha vendido como la película de Selena Gomez, cuando en realidad el protagonista es Nat Wolff.

2. Es la típica historia del perdedor que quiere ligarse a la chica popular, con todos los clichés que se les ocurran.

3. Tiene un cameo de Justin Bieber como prisionero. Es incomprensible porque esa escena le pareció graciosa a cualquiera relacionado en su creación.

Justin Bieber arrestado en película
Justin Bieber actuaba de prisionero mucho tiempo antes de ser uno real. Eso sí es ironía.

4. Todas las mujeres en Behaving Badly son ninfómanas, no hay otra forma de expresarlo. La única excepción es Selena Gomez, que pretende (porque a eso no se le puede llamar actuación) ser una chica buena y perfecta sin pecado alguno. La Virgen de Guadalupe le quedó pendeja al lado.

5. Aparentemente, la pedofilia está bien cuando se trata de una mujer adulta persiguiendo a un chico de 16 años. Eso está mal, es un prejuicio machista muy atrasado para esta época. Sin importar el género del agresor o de la victima, cuando un adulto intenta sobrepasarse con un menor de edad, a eso se le llama abuso sexual.

6. En algún momento, el actor Dylan McDermott lava un consolador con una esponja, la misma que usa  su personaje para lavar los platos. De ahora en adelante, siempre que coma en un restaurante, pensaré en esa escena.

Dylan McDermott en Behaving Badly
La expresión manos cochinas jamás fue más precisa.

7. Hay más escenas de masturbación en Behaving Badly que en una película porno.

8. La película está basada en el libro más o menos autobiográfico de Ric Browde While I'm Dead Feed the Dog -Mientras estoy Muerta  Alimenta al Perro- que es mil veces mejor que la película. Behaving Badly representa una ofensa tan grande para el escritor, que éste la ha rechazado y deshonrado públicamente.

En resumen, Selena Gomez ha perdido un fan. No por ser una diva, no por operarse las tetas ni siquiera por ser novia-ex-novia de Justin Bieber, sino por hacer la peor obra cinematográfica de todos los tiempos.

NOTA PARA RHAIDOT DEL FUTURO: No vayas a cambiar de opinión cuando veas la película, nos harías quedar mal.


Tengo hambre, dame de comer:

GOOGLE+

TWITTER

FACEBOOK

Publicar un comentario