Buscar este blog

domingo, 4 de agosto de 2013

Sobre los Juegos de Rol


Order of the Stick
OOTS, un comic excelente sobre Calabozos y Dragones. Tomado de Wikipedia

Primero que todo, haré un pequeño resumen de lo que es un juego de rol, extraido de una parte de mi propia tesis, "USOS PEDAGÓGICOS DE LOS JUEGOS DE ROL Y LA LITERATURA DETECTIVESCA EN LA FORMACIÓN BÁSICA PERIODÍSTICA" (sí. pude graduarme de la Universidad  jugando rol, bueno para mí). Los que ya sepan lo que es un juego de rol o sean flojos pueden saltarse lo que está en cursivas.

Un juego de rol como usualmente se conoce en español (en inglés es role-playing game, que literalmente quiere decir: «juego de interpretación de papeles») es un juego en el que, tal como lo indica su nombre, uno o más jugadores desempeñan un determinado rol, papel o personalidad concreta que normalmente no hace.

A finales de los años sesenta se desarrolló en Estados Unidos un nuevo concepto de juego. En este juego no había ni fichas, ni tablero, ni siquiera unas reglas estrictas; tan sólo se basaba en la interpretación, en el diálogo, la imaginación y en el sentido de empresa y de aventura. Este concepto de juego fue tomando forma hasta que en 1974 fue publicado Dungeons & Dragons. A esta nueva modalidad de juego se la llamó juego de rol, de la palabra francesa rôle, que significa «papel» en el sentido del papel que interpreta un actor. En un mundo cada vez más basado en la comunicación audiovisual, este nuevo tipo de juego conoció un éxito sin precedentes, en especial entre el público juvenil. Destaca el hecho de que la imaginación, la narración oral, la originalidad y el ingenio son primordiales para el adecuado desarrollo de este juego dramatúrgico.
Existe un jugador primordial llamado «director de juego» (también conocido como Game Master (GM), director de juego, árbitro o narrador), quien cumple la función de ser el mediador entre la percepción de los demás jugadores así como la de interpretar a aquellos personajes no caracterizados por estos, los Personajes No Jugadores (PNJs), que son completamente imaginarios a diferencia de los personajes jugadores, que también son imaginarios pero que están al meno interpretados por las personas reales que son los jugadores. De algún modo puede decirse también que el director de juego es el jugador que interpreta a todos los personajes no jugadores así como todos los elementos no controlados por los jugadores (animales, plantas, criaturas fantásticas, meteorología, dioses, tecnología, sucesos físicos normales, sucesos mágicos o paranormales, etcétera). Otras tareas no menos importantes de su competencia son las de ser árbitro de las reglas, y la de imaginar y describir el escenario y las circunstancias que crean una percepción virtual del escenario consensuado por los jugadores.

Se suelen seguir unas pautas de juego preestablecidas y conocidas como sistema de juego, aunque se pueden jugar partidas sin más aporte que el de la imaginación. Las reglas son una buena guía, pero no siempre son aplicadas de manera estricta, sino que cada Director de juego es libre de moldearlas de acuerdo a su manera de jugar y la del grupo, especialmente si es para hacer la partida más divertida. Esto se conoce popularmente como la Regla de oro del rol: No hay reglas, sino orientaciones.

Los dispositivos de uso más frecuente son hojas de papel, lápices y otros elementos para tomar apuntes, dibujar mapas o realizar otra clase de dibujos descriptivos. También se usan con frecuencia dados, que aportan lo que de azar-objetivo hay en la resolución de toda acción de personaje o de todo evento en el mundo de juego. En general el director de juego pide a los jugadores tiradas de dados para acciones que o bien tienen cierta dificultad o bien pueden generar un conflicto de intereses entre dos personajes

Bender aplauso
Un aplauso para todos los que murieron de aburrimiento leyendo eso. Tomado de Jaenadas.

Soy un jugador de rol desde muy pequeño, cuando mi hermano (10 años) y yo (14 años) inventamos uno propio con dados de seis. Fue increible. Desde entonces he jugado Calabozos y dragones, Séptimo Mar, Vampiro y otros. Sobre este último, los amigos con los que jugaba se burlaban de mí porque nunca recordaba bien el nombre, Vampiros le decía casi siempre, que buenos tiempos.

De esas partidas quedaron muchos momentos. Quería contarles uno como antesala a una recomendación que les tengo

Cuando mi paladín hirió al hermano gemelo malvado de su maestro

Que título más largo. Sí, en una partida de Calabozos y dragones segunda edición, después de haber derrotado a una gran cantidad de enemigos, apoderarnos del artefacto de destrucción masiva y haber vencido al que creíamos era el gran villano, apareció un paladín malvado, la antí-tesis de mi personaje. Lo más impactante era que tenía el rostro de mi maestro. Mi personaje, al igual que el de mis compañeros, estaba a punto de desfallecer tras demasiadas batallas de seguido. Obviamente, no tenía ninguna oportunidad contra un paladín malevolo de nivel superior al mío. Sin embargo, como buen paladín que era, Astal no tuvo miedo.

Paladín
Mi dibujo de Astal... ¡mentira! Tomado de Las torres del Fenix
 
Rechazó la oferta de unirse al lado oscura y se lanzó al ataque. Lo más grandioso es que saqué un 20 natural, y una buena tirada de daño con un Mandoble. Le corté un pedazo de amadura, antes de que él me atacara y me matara. Días despúes mi personaje fue revivido con un punto menos de constitución y la determinación de destruir a su nuevo némesis.

Nemesis Resident Evil
No, no ese Némesis. Tomado de Desmotivaciones de Nemesis.

Para terminar los dejo con la recomendación de que visiten el blog Las Torres del Fenix. Me ha gustado mucho, aunque hace rato que no lo actualizan tiene artículos muy interesantes. En especial les recomiendo este: "El Paladín ese Gran Desconocido".

Y ustedes, ¿qué experiencias han tenido con los juegos de rol?
.


Publicar un comentario