Buscar este blog

jueves, 19 de septiembre de 2013

Harry Potter y los Métodos de la Racionalidad Capítulo 12

Capítulo 11             Capítulo 13

HARRY POTTER Y LOS MÉTODOS DE LA RACIONALIDAD

Capítulo 12
Control de Impulsos

Quirrell y Harry y Dumbledore
"Me pregunto que está mal con él."
ph'nglui mglw'nafh J. K. Rowling wgah'nagl fhtagn (1)

--------------------------------------------------------------------------------------------

"Me pregunto que está mal con él."

---------------------------------------------------------------------------------------------

"¡Turpin, Lisa!"

Susurro susurro susurro harry potter susurro susurro slytherin susurro susurro no en serio qué demonios susurro susurro.

"¡RAVENCLAW!"

Harry se unió en el aplauso de felicitación a la joven caminando tímidamente hacia la mesa de Ravenclaw, los bordes de su túnica ahora cambiados a azul oscuro. Lisa Turpin parecía dividida entre su impulso de sentarse lo más lejos posible de Harry Potter, y su impulso de correr a toda máquina, insertarse forzosamente a su lado y comenzar a arrancarle las respuestas.

Estar en el centro de un extraordinario y curioso evento, y luego ser Seleccionado dentro de la Casa de Ravenclaw, era muy afín a ser mojado en salsa para carnes y arrojado a un pozo de gatitos hambrientos.


"Le prometí al Sombrero Seleccionador no hablar sobre eso," susurró Harry por enésima vez.

"Sí, de veras."

"No, de verdad le prometí al Sombrero Seleccionador no hablar sobre eso."

"De acuerdo, le prometí al Sombrero Seleccionador no hablar sobre la mayor parte y el resto es privado al igual que lo fue para ti así que deja de preguntar."

"¿Quieres saber qué pasó? ¡De acuerdo! ¡Aquí hay una parte de lo que pasó! ¡Le conté al Sombrero que la Profesora McGonagall amenazó con prenderle fuego y éste me pidió decirle a la Profesora McGonagall que ella era una jovenzuela imprudente y que debía alejarse de sus dominios!"

"¿Si no vas a creer en mis palabras entonces por qué tan siquiera estás preguntando?"

"¡No, tampoco sé cómo derroté al Señor Oscuro! ¡Cuéntame si tú lo descubres!"

"¡Silencio!" gritó la Profesora McGonagall desde el podio de la Mesa de Profesores. "¡No se habla hasta que la Ceremonia de Selección termine!"

Hubo una breve disminución en el volumen, mientras todos esperaban para ver si ella iba a hacer alguna amenaza específica y creíble, y luego los susurros comenzaron de nuevo.

Entonces el anciano de barba blanca se levantó de su silla dorada, sonriendo alegremente.

Silencio instantáneo. Alguien le pegó frenéticamente con el codo a Harry mientras él intentaba continuar un murmullo, y Harry se cortó a si mismo a media frase.

El anciano de aspecto legre se sentó de nuevo.

Nota para mí: No te metas con Dumbledore.

Harry aún estaba intentando procesar todo lo que había pasado durante el Incidente con el Sombrero Seleccionador. De lo cual lo menor no era lo que había pasado en el instante en que Harry había quitado el Sombrero de su cabeza; en ese momento, él escuchó un diminuto murmulló viniendo de la nada, algo que sonó curiosamente como Inglés antiguo y un siseó al mismo tiempo, algo que había pronunciado, "Ssaludos de Sslytherin a Sslytherin: si tú buscass miss ssecretoss, háblale a mi sserpiente."

Harry estaba intuyendo que no se suponía que eso fuera parte del proceso oficial de Selección. Y que se trataba de un pequeño añadido de magia puesta por Salazar Slytherin durante la fabricación del Sombrero. Y que el Sombrero en si mismo no sabía al respecto. Y que fue desencadenado cuando el Sombrero anunció "SLYTHERIN", más o menos algunas otras condiciones. Y que un Ravenclaw como él realmente, realmente no se suponía que lo escuchara. Y que si podía encontrar algún modo confiable de hacer jurar a Draco a guardar el secreto le podía preguntar al respecto, ese sería un excelente momento para tener algo de Comedia-Té a la mano.

Chico, decides no ir por el camino del Señor Oscuro y el universo comienza a molestarte en el instante que el Sombrero sale de tu cabeza. Algunos días no paga enfrentar el destino. Tal vez esperaré hasta mañana para iniciar en mi resolución de no ser un Señor Oscuro.

"¡GRYFFINDOR!"

Ron Weasley consiguió muchos aplausos, y no sólo de los de Gryffindors. Aparentemente la familia Weasley era muy querida por aquí. Harry, después de un momento, sonrió y comenzó a aplaudir junto con los demás.

Entonces de nuevo, no había tiempo como hoy para darle la espalda al Lado Oscuro.

Cosas del destino y cosas del universo. Él le mostraría a ese Sombrero.

"¡Zabini, Blaise!"

Pausa.

"¡SLYTHERIN!" gritó el sombrero.

Harry aplaudió a Zabini también, ignorando las extrañadas miradas que estaba recibiendo de todos incluyendo Zabini.

Ningún otro nombre fue llamado después, y Harry se dio cuenta de que "Zabini, Blaise" sonaba cerca al final del alfabeto. Grandioso, así que ahora él había sido el único en aplaudir a Zabini... Oh bueno.

Dumbledore se levantó de nuevo y comenzó a dirigirse al podio. Aparentemente estaban a punto de asistir a un discurso -

Y Harry fue golpeado por la inspiración para una brillante prueba experimental.

Hermione había explicado que Dumbledore era el mago más poderoso con vida, ¿correcto?

Harry alcanzó su monedero y susurró, "Comedia-Té".

Para que el Comedia-Té funcionara, tendría que hacer que Dumbledore dijera algo tan ridículo durante su discurso que incluso en el estado de preparación mental de Harry, se reiría de todos modos. Como, que todos los estudiantes de Hogwarts no tendrían que vestir nada de ropa por todo el resto del año, o todos iban a ser transformados en gatos.

Pero desde luego si alguien en el mundo podía resistirse al poder del Comedia-Té, sería Dumbledore. Por lo que si esto servia, el Comedia-Té era literalmente invencible.

Harry jaló la argolla del Comedia-Té debajo la mesa, queriendo hacer esto con un poco de discreción. La lata produjo un silencioso silbido. Unas cuantas cabezas se voltearon a mirarlo, pero pronto volvieron a girar cuando -

"¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos a un nuevo año en Hogwarts!" exclamó Dumbledore radiante, abriendo sus brazos por completo a los estudiantes, como si nada le pudiera haber complacido más que verlos a todos ellos allí.

Harry tomó una primer bocado de Comedia-Té y bajó la lata de nuevo. Él engulló la gaseosa de a poco e intentando no ahogarse sin importar que dijera Dumbledore -

"Antes de que comencemos nuestro banquete, quisiera pronunciar unas cuantas palabras. Y aquí están: ¡Feliz feliz retumbo retumbo pantano pantano pantano! ¡Gracias!"

Todos aplaudieron y celebraron, y Dumbledore se sentó de nuevo.

Harry se quedo congelado mientras la gaseosa goteaba de las esquinas de su boca. Él se las había, al menos, arreglado para ahogarse calladamente.

De verdad verdad verdad no debería haber echo eso. Era increíble cuánto más obvio eso se volvió un segundo después de que fuera demasiado tarde.

En retrospectiva debió darse cuenta de que algo estaba mal cuando estaba pensando en que todos fueran transformados en gatos... o incluso antes de eso, recordando su nota mental de no meterse con Dumbledore... o su recién hallada resolución de ser más considerado con otros... o tal vez si él hubiera tenido una sola pizca de sentido común...

Era inútil. Él estaba corrupto hasta el núcleo. Salve el Señor Oscuro Harry. No puedes pelear con el destino.

Alguien estaba preguntándole a Harry si estaba bien. (Otros estaban comenzando a servirse comida, la cual había aparecido mágicamente sobre la mesa, lo que sea.)

"Estoy bien," Harry respondió. "Discúlpenme. Mmm. ¿Fue ese un... discurso normal para el Director? Todos usted... no parecieron... muy sorprendidos..."

"Oh, Dumbledore está loco, por supuesto," comentó un Ravenclaw que se veía mayor sentado al lado de él quien se había introducido a si mismo con algún nombre que Harry ni siquiera comenzaba a recordar. "Mucha diversión, mago increíblemente poderoso, pero totalmente chiflado." Él se pausó. "En algún punto también quisiera preguntarte por qué un fluido verde salió de tus labios y luego desapareció, aunque me imaginó que le prometiste al Sombrero Seleccionador tampoco hablar de eso."

Con un gran esfuerzo, Harry se detuvo a si mismo de ojear a la culposa lata de Comedia-Té en su mano.

Después de todo, el Comedia-Té no había simplemente materializado de manera arbitraria un encabezado del Quibbler sobre él y Draco. Draco lo había explicado en un modo que hacia parecer que todo había pasado... ¿naturalmente? ¿Como si hubiera alterado la historia para encajar?

Mentalmente Harry se estaba imaginando a si mismo golpeando su frente una y otra vez contra la mesa. Paf, paf, paf hacia su cabeza dentro de su mente.

Otro estudiante bajo su voz hasta llegar a un susurro. "Escuché que Dumbledore es secretamente una mente maestra controlando un montón de cosas y que usa la locura como una cubierta para que nadie sospeche de él."

"Yo escuché eso también," susurró un tercer estudiante, y hubo asentimientos de cabeza alrededor de la mesa.

Esto no pudo dejar de llamar la atención de Harry.

"Ya veo," murmuró Harry, bajando su propia voz. "Así que todos saben que Dumbledore es secretamente una mente maestra."

La mayoría de los estudiantes asintieron. Uno o dos se vieron repentinamente pensativos, incluyendo el estudiante mayor sentado al lado de Harry.

¿Estas seguro de que esta es la mesa de Ravenclaw? Harry se las arregló para no preguntarlo en voz alta.

"¡Brillante!" Harry susurró. "Si todos lo saben, ¡nadie sospechará que es un secreto!"

"Exactamente," susurró un estudiante, y entonces se quedó paralizado. "Espera, eso no suena del todo correcto -"

Nota para mi mismo: El 75 percentil de los estudiantes de Hogwarts alias la Casa de Ravenclaw no es el programa más exclusivo para niños superdotados. (2)

Pero al menos aprendió un hecho importante el día de hoy. El Comedia-Té eras omnipotente. Y eso significaba...

Harry parpadeó sorprendido cuando su mente finalmente hizo la conexión obvia....

eso significaba que tan pronto como aprendiera un hechizo para alterar temporalmente su propio sentido del humor, podría hacer que cualquier cosa pasara, haciendo que a él solamente lo sorprendiera una cosa específica como para hacerlo escupir, y luego beber una lata de Comedia-Té.

Bien ese fue un viaje corto a la divinidad. Incluso yo esperaba que me tomara un poco más que mi primer día de escuela.

Pensándolo bien, él también había desbaratado Hogwarts completamente a los diez minutos exactos al ser Seleccionado.

Harry sentía una cierta cantidad de arrepentimiento sobre esto - Merlín sabía que que rayos le haría un Director desquiciado a sus siete años de escolaridad – pero no pudo evitar sentir una punzada de orgullo, también.

Mañana. A más tardar el día siguiente como muy tarde él iba a dejar de recorrer el camino que lo llevaba hacia el Señor Oscuro Harry. Un prospecto que sonaba más aterrador a cada minuto.

Y aún así, de algún modo, cada vez más atractivo. Parte de su mente ya estaba visualizando los uniformes de sus secuaces.

"Come," el estudiante mayor a su lado gruñó, y codeó a Harry en las costillas. "No pienses. Come."

Harry automáticamente comenzó a llenar su plato con lo que fuera que estaba en frente de él, salsas azules con diminutas partículas brillantes, como sea.

"Qué estabas pensando sobre, la Selección -" comenzó a hablar Padma Patil, una de las otras de primer año de Ravenclaws.

"¡No importunar durante las comidas!" corearon al menos tres personas. "¡Regla de la Casa!" añadió otro. "De lo contrario estaríamos todos muertos de hambre por aquí."

Harry se encontró a si mismo realmente, realmente esperando que su ingeniosa nueva idea de hecho no funcionaria. Y que el Comedia-Té funcionara de otro modo y de hecho no tuviera el poder omnipotente de alterar la realidad. No era que él no quisiera ser omnipotente. Era sólo que no podía soportar el pensamiento de vivir en un universo que funcionara de ese modo. Había algo indigno sobre ascender a través del ingenioso uso de una bebida gaseosa.

Pero iba a comprobarlo experimentalmente.

"Sabes," comento el estudiante mayor a su lado en un tono bastante placentero, "tenemos un sistema para forzar a personas como tú a comer, ¿quisieras descubrir cuál es?"

Harry se rindió y comenzó a comer su salsa azul. De hecho era bastante buena, especialmente las partículas brillantes.

La cena pasó con sorprendente rapidez. Harry intentó probar al menos un poco de todas las nuevas comidas raras que vio. Su curiosidad no podía tolerar el pensamiento de no saber cómo sabía algo. Gracias a Dios esto no era un restaurante donde tenías que ordenar únicamente una cosa y nunca descubrías a que sabían las demás cosas del menú. Harry odiaba eso, era como una cámara de tortura para cualquiera con una chispa de curiosidad: ¡Averigüe sobre sólo uno de los misterios en esta lista, ja ja ja!

Luego fue el tiempo del postre, para el cual Harry se había olvidado por completo dejar espacio. Se rindió después de probar una pequeña porción de tarta de melaza. Seguramente todas esas cosas volverían a ser servidas al menos una vez más a lo largo del año escolar.

¿Así que qué había en su lista de cosas para hacer, a parte de las cosas ordinarias escolares?

Para Hacer 1. Investigar encantamientos de alteración de mente para que puedas evaluar el Comedia-Té y ver si de verdad descubriste un camino a la omnipotencia. De hecho, simplemente investigar cada clase de magia mental que puedas encontrar. La mente es la fundación de nuestro poder como humanos, cualquier clase de magia que la afecte es el más importante tipo de magia.

Para Hacer 2. De hecho esta es su Para Hacer 1 y la otra es su Para Hacer 2. Pasar a través de las estanterías de las librerías de Hogwarts y Ravenclaw, familiarizarte con el sistema y asegurarse de que al menos has leído todos los títulos de los libros. Segundo paso: leer todas las tablas de contenidos. Coordinar con Hermione quien tiene una mejor memoria que la tuya. Descubrir si hay algún sistema de préstamo interbibliotecario en Hogwarts y ver si ustedes dos, especialmente Hermione, pueden visitar aquellas bibliotecas también. So otras Casas tienen bibliotecas privadas, encontrar cómo acceder a ellas legalmente o colarse.

Opción 3a: Hacer que Hermione prometa guardar el secreto e intentar empezar a investigar 'De Slytherin a Slytherin: si buscas mis secretos, háblale a mi serpiente.' Problema: Esto sonaba altamente confidencial y podía tomar un buen rato toparse al azar con un libro que contuviera alguna pista.

Para Hacer 0: Revisar que clase de hechizos de buscar-recuperar información existen, si hay alguno. Magia de biblioteca no es en última instancia tan importante como la magia mental pero tiene una prioridad mucho más alta.

Opción 3b: Buscar un hechizo para obligar a Draco Malfoy a mantener el secreto, o mágicamente verificar la sinceridad de la promesa de Draco mantener un secreto (¿Veritaserum?), y luego preguntarle sobre el mensaje de Slytherin...

De hecho... Harry tenía un muy mal sentimiento sobre la opción 3b.

Ahora que Harry pensaba al respecto, no se sentía tan grandioso sobre la opción 3a, tampoco.

Los pensamientos de Harry regresaron al que posiblemente era el peor momento de su vida hasta la fecha, aquellos largos segundos de horror de sangre-congelada bajo el Sombrero, cuando pensó que había fallado. Él deseó entonces poder regresar aunque fuera unos pocos minutos en el tiempo y cambiar algo, cualquier cosa antes de que fuera demasiado tarde...

Y luego había resultado que aún no era demasiado tarde.

Deseo concedido.

No podías cambiar la historia. Pero sí podías hacerlo bien desde el principio. Hacer algo diferente la primera vez.

Todo este asunto de buscar los secretos de Slytherin... parecía terriblemente ser la clase de cosa donde, años después, tú mirarías atrás y dirías, 'Y fue allí donde todo comenzó a ir mal.'

Y el desearía desesperadamente la habilidad para regresar el tiempo y hacer una decisión diferente...

Deseo concedido. ¿Ahora qué?

Harry sonrió lentamente.

Era más bien un pensamiento contrario a la intuición... pero...

Pero él podía, no había regla diciendo que no podía, él podía pretender que nunca había escuchado ese pequeño susurro. Dejar que el universo fuera exactamente igual de como habría sido si ese único momento tan crítico nunca hubiera ocurrido. Veinte años después, eso era lo que él desearía desesperadamente que hubiera pasado veinte años atrás, y veinte años antes de veinte años después era ahora mismo. Alterar el pasado distante era fácil, sólo tenías que pensar en el tiempo apropiado.

O... esto era aún más contrario a su intuición... podía incluso informar, oh, digamos, a la Profesora McGonagall, en lugar de Draco o Hermione. Y ella podía reunir a unas cuantas personas y lograr remover ese pequeño hechizo extra del Sombrero.

Pues, sí. Esa sonaba como una idea sobresalientemente buena una vez que Harry pensó de verdad en ella.

Era tan obvio en retrospectiva, y de algún modo, Opción 3c y Opción 3d simplemente no se le habían ocurrido.

Harry se otorgó el mismo +1 punto en su programa anti-Señor-Oscuro-Harry.

De parte del Sombrero había sido una broma terriblemente cruel, pero no podías discutir con los resultados por razones consecuencialistas. Ciertamente le había dado una mejor idea de la perspectiva de una victima, sin embargo.

Para Hacer 4: Disculparse con to Neville Longbottom.

De acuerdo, estaba haciendo las cosas bien, ahora sólo tenía que mantener el ritmo. En cada día, de cualquier forma, voy a volverme Luz y más Luz...

La mayoría de personas alrededor de Harry también habían dejado de comer para ese momento, y los platos en que se sirvieron los postres comenzaron a desaparecer, y los platos usados.

Cuando todos los platos se habían ido, Dumbledore se paró una vez más de su silla.

Harry no pudo evitar sentir la urgencia de beber otro Comedia-Té.

TIENES que estar bromeando, Harry pensó hacía aquella parte suya.

Pero el experimento no contaba si no era replicado, ¿cierto? Y el daño ya estaba hecho, ¿no era así? ¿No quería ver que pasaría esta vez? ¿No era él curioso? ¿Qué tal si obtenía un resultado diferente?

Oye, apuesto que eres la misma parte de mi cerebro que sacó adelante la broma para Neville Longbottom.

Mmm, ¿tal vez?

¿Y no es abrumadoramente obvio que si hago esto me arrepentiré un segundo después de que sea demasiado tarde?

Mmm...

Sí. Así que, NO.

"Ejem," carraspeó Dumbledore desde el podio, acariciando su larga barba plateada. "Sólo unas cuantas palabras más ahora que todos estamos alimentados y satisfechos. Tengo unas pocas noticias de principio-de-curso para darles."

"Los de primer año deberían notar que el bosque a las afueras está prohibido a todos los pupilos. Por eso es que es llamado el Bosque Prohibido. Si fuera permitido ir sería llamado el Bosque Permitido."

Directo. Nota para mí: El Bosque Prohibido está prohibido.

"También se me ha pedido por parte del Sr. Filch, el vigilante y celador, recordar a todos que la magia no debería ser usada entre clases en los corredores. Por desgracia, todos sabemos que lo que debería ser, y lo que es, son dos cosas diferentes. Gracias por mantener esto presente."

Eh...

"Las pruebas para Quidditch serán llevadas a cabo en la segunda semana tras el inicio de clases. Cualquiera interesado en jugar para los equipos de sus casas debería contactar a Madam Hooch. Cualquiera interesado en reformar por completo el juego de Quidditch debería contactar a Harry Potter."

Harry inhaló su propia saliva y entró en un ataque de tos cuando todos los ojos se posaron sobre él. ¡Cómo demonios! Él no había mirado a Dumbledore a los ojos en ningún momento... no lo pensaba. ¡Ciertamente no había estado pensando en Quidditch hasta este momento! No había hablado con nadie sobre eso excepto con Ron Weasley y no creía que Ron se lo hubiera dicho a nadie más... ¿o había corrido Ron a quejarse con algún profesor? Como rayos...

"Adicionalmente, debo decirles que este año, el corredor del tercer piso al lado derecho está fuera de los limites para cualquiera que no desee tener una muerte muy dolorosa. Está protegido por una serie de elaborados calabozos y trampas potencialmente letales, y no puedes llegar a pasarlas todas ellas, especialmente si estás en primer año."

Harry estaba atontado a estas alturas.

"Y finalmente, extiendo mi más grande agradecimiento a Quirinus Quirrell por heroicamente acceder a sobrellevar la posición de Profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras en Hogwarts." La vista de Dumbledore se movió inspeccionando a través de los estudiantes. "Espero que todos los estudiantes le extenderán al Profesor Quirrell la máxima cortesía y tolerancia que le es debida por sus extraordinarios servicios hacia ustedes y esta escuela, y que no nos molestaran con quejas insignificantes acerca de él, a menos que ustedes quieran intentar hacer su trabajo."

¿De qué se trata todo eso?

"Ahora cedo la palabra a nuestro nuevo miembro de la facultad el Profesor Quirrell, quien quisiera decir unas cuantas palabras."

El joven, flaco, nervioso hombro a quien Harry había conocido por primer vez en el Caldero Chorreante llegó lentamente hasta el podio, contemplando temerosamente en todas direcciones, y parecía como si el Profesor Quirrell pudiera estar empezando a quedarse calvo, a pesar de su aparente juventud.

"Me pregunto que está mal con él," susurró el estudiante mayor sentado al lado de Harry. Similares comentarios en murmullos fueron intercambiados a lo largo de la mesa.

El Profesor Quirrell llegó hasta el podio y se quedó plantado allí, parpadeando. "Ah..." comenzó. "Ah..." Entonces pareció que su coraje le falló irremediablemente, y se quedó allí en silencio, con ocasionales espasmos.

"Oh, grandioso," dijo por lo bajito un estudiante mayor, "parece que va a ser otro largo año en clase de Defensa -"

"Saludos, mis jóvenes aprendices," el Profesor Quirrell declaró en un seco, confiado tono. "Todos sabemos que Hogwarts tiende a sufrir una cierta desventura en su selección para esta posición, y sin duda alguna ya muchos de ustedes se están preguntando que catástrofe me ha de acontecer este año. Les aseguro, que esa catástrofe no será debido a mi incompetencia." Él sonrió levemente. "Créanlo o no, he deseado por mucho tiempo algún día probar mi suerte como el Profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras aquí en Colegio de Hogwarts de Magia y Hechicería. El primero en enseñar esta clase fue el mismísimo Salazar Slytherin, y en fecha tan tardía como el siglo catorce era tradicional que los más grandes magos luchadores de todo tipo quisieran probar su suerte aquí. Profesores del pasado no sólo han incluido al legendario héroe Harold Shea pero también la abro comillas inmortal cierro comillas Baba Yagá, sí, veo que algunos de ustedes aún están estremeciéndose al sonido de su nombre incluso aunque ella ha estado muerta por más de seiscientos años. Esa debe haber sido una época interesante para estudiar en Hogwarts, ¿no lo creen?" (3)

Harry estaba tragando saliva con dificultad, intentando suprimir la repentina oleada de emoción que le sobrevino cuando el Profesor Quirrell había empezado a hablar. Los precisos tonos le recordaron mucho de un conferencista en Oxford, y estaba empezando a golpear en su interior que Harry no iba a ver a su Mamá o Papá hasta la Navidad.

"Están acostumbrados a que la posición de Defensa sea ocupada por incompetentes, sabandijas, y los desafortunados. Para cualquiera con un sentido de historia, tiene una reputación completamente diferente. No todos los que han enseñado aquí han sido los mejores, pero todos los mejores han enseñado en Hogwarts. En tan augusta compañía, y tras haber anticipado tanto este día, estaría avergonzado de dejar que mi estándar este por debajo de la perfección. Y por ello pretendo que cada uno de ustedes recuerde este año como la mejor clase de Defensa que tuvieron jamás. Lo que aprendan este año les servirá como su firme fundación en las artes de la Defensa, sin importar quienes sean sus profesores antes o después."

La expresión del Profesor Quirrell se puso más seria. "Tenemos mucho terreno que recuperar y no mucho tiempo para cubrirlo. Por lo cual mi intención es separarme de las convenciones de enseñanza en Hogwarts en cierto número de aspectos, como también introducir algunas actividades opcionales después de clase." Hizo una pausa. "Si eso no es suficiente, quizá pueda encontrar nuevas formas de motivarlos. Ustedes son mis largamente esperados estudiantes, y ustedes harán lo mejor en mis tan largamente esperadas clases de Defensa. Agregaría alguna clase de terrible amenaza, como 'De otro modo sufrirán horriblemente', pero eso sería tan cliché, ¿no lo creen? Me enorgullezco de ser más imaginativo que eso. Gracias."

Luego el vigor y la confianza parecieron ser drenadas del Profesor Quirrell. Su boca demasiado abierta como si repentinamente se hubiera encontrado encarando una audiencia inesperada, y regresó a su asiento con un movimiento convulsivo y arrastrando los pies, se encorvó hacia adelante como si estuviera a punto de colapsar sobre si mismo e implosionar.

"Parece un poco raro," murmuró Harry.

"Eh," replicó el estudiante mayor. "No has visto nada'."

Dumbledore retornó al podio.

"Y ahora," pidió Dumbledore, "antes de que vayamos a acostarnos, ¡cantemos la canción del colegio! Que cada uno elija su melodía favorita, ¡y allá vamos!"


Notas del Autor

No, no voy a escribir la historia donde Harry (ya sea este Harry, o canon!Harry) termina como Director de Hogwarts durante la Ceremonia de Selección. Son bienvenidos de hacerlo ustedes si así lo desean.

Tengo que confesar que soy un poco nuevo en este medio y no tengo claro cuales son las reglas exactas. Recibí muchísimas quejas por intentar poner los omake en medio de la historia, y un lector sugirió una historia separada para el Omake. Esto tiene mucho sentido para mí, y lo que realmente quisiera hacer es tener una historia separada para los Omake y las Notas de Autor en un ritmo igual al de los capítulos, para que así cualquiera que quiera conseguir las Notas del Autor pueda suscribirse. Pero otra persona dijo que el último capítulo estaba en contra de los Lineamientos porque no se me permite contestar a los reviews, y mientras vuelvo a leer los Lineamientos de nuevo no encuentro donde se dice eso, los Lineamientos aclaran que no puedo crear una historia separada para las Notas del Autor.

La mejor solución que se me ocurre es hacer que mi perfil siempre contenga las Notas del Autor para el capítulo actual. Esto significa que una Nota desaparecerá cuando el siguiente capítulo sea subido, una solución con la cual no estoy realmente feliz – especialmente si significa que las últimas Notas del Autor fueron dejadas por menos de 24 horas – pero mi suposición es que esto proveerá el mejor servicio a la mayoría de los lectores. Estoy guardando las Notas anteriores, y podría poner una página web que las contenga en un punto más adelante.

Creo que debería lanzarme y expresar un poco de sorpresa por todas las personas que escribieron para decir, no sólo que personalmente les disgustó el omake, pero que fue una terrible, horrible malvada cosa que indicaba falta de respeto para los lectores. Si ves los reviews, verás que unas cuantas personas sí los disfrutaron mucho. Sí, estoy seguro que todos somos unos tarados, pero mi punto es: ¿realmente les pareció que el omake se hizo con la intención de insultarlos personalmente? ¡Especialmente desde que fue mi primer intento de poner un omake y no tenían ni idea de cómo reaccionarían? No voy a censurarme a mi mismo preventivamente. Yo respondo a los comentarios de los lectores; si muchas personas odian algo probablemente no lo volveré a hacer de nuevo, y si todos odian algo podría regresar y reescribirlo. Pero no puedo saber el radio de votos a favor o en contra hasta que lo intente.

Justo ahora, por ejemplo, estoy intentando poner las Notas del Autor en el perfil, y asumiendo que a cualquiera a quien le disguste las NA no las encontraran, eso quiere decir que se les permite ser un poco más largas y personales. Si eso aún no funciona, déjenmelo saber.

Por favor no se preocupen porque la historia vaya a cambiar demasiado para complacer a los reviewers. En total seriedad, no podría hacer eso ni aunque lo intentara. Mis problemas tienen que ver con ser poco sensible, no Super sensible.





Capítulo 11             Capítulo 13

Notas del traductor

(1) “En la Ciudad de R´lyeh, la difunta J. K. Rowling, espera soñando.” Referencia a H. P. Lovecraft y a sus mitos de Cthulhu.

(2) Si al igual que yo, no sabías lo que era un percentil, pincha aquí. ¿La versión corta? Dividen una distribución en cien partes iguales.

(3) Harold Shea de acuerdo a Wikipedia en inglés: “Las Historias de "Harold Shea" es un nombre dado a una serie de cinco historias de ciencia fantástica por el equipo colaborativo de L. Sprague de Camp y Fletcher Pratt y sus siguientes continuaciones solamente por de Camp, Christopher Stasheff, Holly Lisle, John Maddox Roberts, Roland J. Green, Frieda A. Murray, Tom Wham, y Lawrence Watt-Evans. De Camp y Stasheff de manera colectiva supervisan las continuaciones. La serie es también conocida como la serie del "Encantador", la "serie Incompleta del Encantador" tras su primera colección, o las series del "Encantador Sobresaliente".

En las historias originales el psicólogo Harold Shea y sus colegas Reed Chalmers, Walter Bayard, y Vaclav Polacek (Votsy), viajan a través de varios mundos paralelos antiguos mitos y leyendas son realidad. En el curso de sus viajes otros personajes son adicionados a los personajes principales, notablemente Belphebe y Florimel, quienes se convierten en las esposas de Shea y Chalmers, y Pete Brodsky, un policía quien accidentalmente es llevado a ese caos. En las siguientes continuaciones las adiciones más notables al elenco son el villano recurrente Malambroso y Voglinda, la joven hija de Shea y Belphebe.” Para más información en inglés

Baba Yagá de acuerdo a Wikipedia en español: “Baba Yagá es vieja, huesuda y arrugada, con la nariz azul y los dientes de acero y posee una pierna normal y una de hueso por lo que a menudo se le da el apelativo de "Baba Yagá Pata de Hueso". Estas dos piernas representan al mundo de los vivos y el mundo de los muertos en los cuales ella deambula. Baba Yagá es un ser perverso y cruel, pero no totalmente malvado; come personas, generalmente niños. Sus dientes le permiten romper huesos y desgarrar la carne con facilidad. A pesar de que Baba Yagá consume diariamente grandes cantidades de carne, ella siempre tiene ese aspecto delgado y huesudo. Baba Yagá vuela montada en un almirez (a veces una olla) y rema el aire con una escoba plateada. Baba Yagá no permite que ninguna persona "bendecida" permanezca dentro de su propiedad, siempre y cuando Baba Yagá sepa que la persona tiene una bendición.” Para leer más sobre Baba Yagá


Bueno, bueno, que interesante y explicativa nota de parte del autor. Me pareció increíble que sus lectores en inglés se quejaran de los omakes >.< Yo disfruté mucho de los omakes, fue como una especie de respiro que ya estaba sintiendo necesario. Pero tal vez gracias a este evento nació HPMOR con su propia página web que es como más me gusta leerlo. Y tengo la impresión de que a ustedes (lectores de la traducción en español) también les gustaron mucho los omakes. En fin, entre gustos no hay disgustos.
Yo también tengo serios disgustos con la políticas de FFN que me obligan a tener que preparar dos documentos diferentes (no mucho, pero lo suficiente como para hacerme perder el tiempo), una para mi blog y otro para FFN.
Al igual que Yudkowsky yo me leí cuidadosamente los lineamientos de FFN y no encontré nada contra las notas al final de la historia, creo que aquí no le hacen daño a nadie. Aunque creo que a veces sí escribo demasiado -.-
Me dio sentimiento el comentario de Love and Dead de la semana pasada: “Ha esperar otra larga semana para un nuevo cap.” Si en mi capacidad estuviera te entregaba un capítulo cada día, pero soy un pobre Muggle :(
Genial como al principio uno piensa que el personaje de Quirrell va ser igual al del canon cuando resulta ser completamente opuesto, Yudkowsky es un experto en sorprender a sus lectores :O
De hecho, Quirrell es uno de mis personajes favoritos de la historia, sólo esperen y verán lo oscuramente genial que es.
Me estaba cogiendo un poco la tarde con este capítulo, disculpas si los hice esperar. Quede satisfecho con mi dibujo de Quirrell, Harry y Dumbledore, un poco inspirado en los dibujos de dinosaurusgede, una de las más talentosas dibujantes de fan art para HPMOR en devianART.
Cuídense mucho y hasta la próxima.

Visita HPMOR para encontrar todo sobre esta historia en inglés.
Publicar un comentario