Buscar este blog

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sano y salvo

Yacía sobre la cama. Vacío. Formando con su cuerpo un ovillo, envuelto en soledad. Sobre él, cual espada de Damocles, meciéndose inexorable hacia su final, el deseo contenido. Brasa ardiendo que quemaba su pecho, aglutinaba su garganta y le impedía gritar o tan siquiera respirar. En su mente, el recuerdo de lo ocurrido regresaba una y otra vez para atormentarlo. Sintió el filo gélido del metal de una navaja bajar por su espalda. Siempre soñó con cambiar su vida y ahora su vida no volvería a ser la misma. Nunca quiso que fuera de esa manera. Jamás lo pensó. Ahora, no tenía salida. Todo terminaría dentro de poco. Si tenía suerte... no saldría con vida.

Suicidio como alternativa a la vida
Fuente imagen


Nota del editor

Este microcuento fue escrito por mi novia Melissa, quien tuvo un arranque de inspiración y lo escribió. Me dijo que si me parecía bueno lo publicara en el blog, y a mí me pareció muy bueno.

En mi opinión, creo que sus temas sería el abuso y el suicidio, sin embargo, podría ser que otro lector perciba algo más, y la propia Melissa no me ha confirmado todavía de qué va la cosa exactamente. A veces las mujeres son tan misteriosas...

Ah, pero me confesó que se inspiró en la canción "Safe and sound" de Taylor Swift, así que a partir de ahí se pueden hacer muchas teorías.

Como advertencia final, no se suiciden por nada de lo que lean o vean aquí. Mientras haya vida hay esperanza, y el suicidio puede ser perjudicial para la salud.
Publicar un comentario