Buscar este blog

domingo, 1 de junio de 2014

Invulnerable Parte I

Atardecer

Capítulo 6: Invulnerable Parte I

Familia Cullen
Fuente
...

Tras cuatrocientos años de investigación, la teoría más plausible que he logrado formular sobre el origen del hombre, del paso de primate a homo habilis, es que el nacimiento del eslabón perdido ocurrió cuando algún vampiro pervertido llamado Adán le hizo el amor a una primate muy atractiva llamada Eva.”

...

Pude ver mi rostro de bobo sonriente en la mente de Rosalie. Contesté antes de que ella hiciera la pregunta en voz alta.

Isabella quiere vernos llegar.”

Sin perder tiempo, abrí la puerta del Volvo y salí lo más lento que pude para alargar el tiempo que Isabella podía mirarme de reojo.

¡NO! ¡NO! ¡NO! ¡NO!

Escuché el pensamiento de Tyler Crowley cuando perdió el control de su furgoneta. Cuando pisó el freno y se dio cuenta que no alcanzaría a detenerse a tiempo, giró bruscamente su vehículo hacía otro camión que se veía viejo y más resistente que un tanque.

El camión de Isabella.

Desde su perspectiva, Tyler no vio que ella estaba en su trayectoria, sorprendida por el chirrido estruendoso de la furgoneta azul.

Las visiones de Alice no se hicieron esperar.

Isabella aplastada entre los dos vehículos, surgiendo del accidente sin ninguna herida, todo el mundo llamándola monstruo o fenómeno. Yo lanzándome sobre la furgoneta de Crowley y volcando el vehículo con un golpe de mi hombro, todo el mundo gritando, llamándome monstruo o fenómeno. Isabella aplastada entre los dos vehículos, yo tomándola conmigo antes de que nadie pudiera fijarse en su estado para introducirla en mi auto y evitar que nadie descubriera nuestros dones.

Alice salió del trance y yo procedí. Ella le avisaría a Carlisle de nuestra llegada.

...

Isabella no estaba complacida. Me refrené de contestar su interrogatorio antes de que lo dejara salir en voz alta, no deseaba aumentar su furia.

¿CÓMO ES POSIBLE QUE PUEDAS LEER MI MENTE?”

Cálmate Isabella, no tienes que gritar.”

Como la persona racional que ella pretendía ser, Isabella dejó de vociferar, respiró profundamente siete veces, me dio un contundente golpe en la cabeza y mantuvo la reacción nerviosa dentro de sí, todavía sin ser consciente de que yo aún podía oírla.

¿Por qué puedes leer mi mente?” Maldición maldición maldición maldición maldición maldición.

Es mi Don. Puedo leer los pensamientos de las personas. No es algo que pueda activar y desactivar, todo el tiempo escuchó lo que piensan aquellos que me rodean, así es desde que me convertí...”

¿Desde que te convertiste en qué?” Estúpida estúpida estúpida estúpida estúpida estúpida.

¿Por qué no me lo dices tú? Tienes unas teorías harto interesantes...”

¡ME HAS ESTADO ESPIANDO! ¡CÓMO TE ATREVES!”

Giré a más de 200 kilómetros en una curva. A esta velocidad, los bordes de la carretera se desdibujaban para el ojo humano y la sensación de vértigo hubiera hecho vomitar a cualquiera. Suerte que Isabella estaba temporalmente ciega e histérica, sin ser consciente de la aceleración del vehículo. Apenas y había notado el cinturón de seguridad que yo le había abrochado.

Te acabo de explicar que no lo hago a propósito.” Insistí. “En un principio, me fijé en ti porque tenía que analizar a la nueva estudiante y evaluar si representaba un peligro para nuestra familia. Nunca imaginé que me iba a enamorar de ti, lo cual haría imposible que te dejara de sintonizar.”

¡OH POR DIOS! ¡ERES UN PERVERTIDO!”

Sé que en realidad estas más enojada contigo misma y todo los tipos de pensamientos inapropiados que tuviste cerca mio. No es tu culpa Isabella. Desconocías que yo te escuchaba cuando pensabas en nosotros dos haciendo el amor.”

¡AAAAAAARRRGH!”

Tres gritos, dos golpes y cinco minutos después, Isabella logró serenarse lo suficiente como para mantener una conversación.

Eres un imposible.”

No estoy seguro de comprender a qué te refieres.” Señalé mientras tomaba el volante con una mano y con la otra revisaba mi celular, Carlisle me acaba de mandar un mensaje para decirme que todo estaba preparado para nuestra llegada.

Alguien como tú pertenece al mundo de la fantasía, no de mí realidad. Entiendo qué debo hacer, mas no es fácil. Tendré que conformarme con aceptar la manera en que se presenta, ante mis ojos, esta realidad. No es la racionalidad la que me impide creerlo, son una serie de prejuicios ideológicos. Después de todo, el principio mismo de la ciencia es que algo inexplicable ocurrió y la vida se creó. Eres un humano artificial, una nueva y mejorada raza que representa el siguiente paso de la evolución humana: eres un mutante.”

No soy un mutante, humano artificial o como lo quieras llamar.”

Su rostro no pudo ocultar su desaliento y decepción. Era como una niña pequeña y juiciosa a la que le negaban una buena nota.

¿Entonces qué eres?”

Tendremos que hablar de eso luego, ya hemos llegado. Voy a cubrirte lo más posible con mi chaqueta, no te muevas mucho.”

¿Eh? ¿Qué estamos haciendo en un hospital? Te dije que no necesito...”

Pero el resto del mundo debe seguir creyendo que lo necesitas. No queremos que nadie conozca tu secreto y te cataloguen como monstruo. O a mí.”

Isabella se mordió los labios y asintió.

...



¿Usted también puede leer la mente, Dr. Carlisle?” Inquirió Isabella mientras mi padre le extirpaba un trozo de vidrio del ojo.

¿Puedo responder con la verdad? Pensó Carlisle.

Le hice una señal afirmativa, imperceptible para mi amada.

No, Isabella. En mi familia ese es un Don que solamente Edward posee. Es admirable lo bien que estás tomando todo esto.” Comentó Carlisle con su usual amabilidad.

Sonreí con la respuesta que formuló Isabella en su mente.

Usted no me vio con Edward en el Volvo. Entonces ella hizo un movimiento brusco para encararme y Carlisle tuvo que sujetarla con una mano para no perder de vista otro trozo. “Lo siento Doctor.” Se disculpó Isabella. “Edward, te reíste de mi chiste antes de que lo contara, ¿cierto?”

Me encogí de hombros como respuesta.

Es tan frustrante. No comprendo cómo lo soportan ustedes.”

Hemos terminado por acostumbrarnos.” Acotó Carlisle. “De hecho Edward se esfuerza por ser bondadoso y esperar que las palabras salgan de tu boca, aunque eso signifique tener que escuchar lo mismo dos veces. Creo que ese fue el último vidrio Isabella. ¿Cómo está tu visión?”

Veinte veinte. Ahora, ¿en qué consiste ese maravilloso plan para ocultar mi 'Don'?”

Te quedaras unas cuantas semanas en nuestra casa. Todos creerán que estás en una clínica privada con un amigo de Carlisle en Memphis.” Informé con el mayor detalle posible. “Contrataremos a un actor para que desempeñé ese papel, y Carlisle se encargará de mantener calmado a tu padre. En un par de días podrás hablar con él.”

Mejor que no sean muchas llamadas, no soy una gran actriz que digamos.”

Mejor de lo que crees.” Contradije a Isabella. “Por tus pensamientos nunca hubiera descubierto que tenías ese increíble Don.”

Ella meditó un poco antes de responder.

Eso fue diferente, no fue a propósito. Nada más intentaba no pensar en ello para vivir, ya saben, del modo más normal posible. Supongo que me entienden.” Isabella lanzó una mirada de desolación, que Carlisle correspondió tomando entre sus manos las de ella.

Tienes que haber sufrido mucho.” Murmuró él.

Tenemos que trasladarte de inmediato.” Interrumpí el momento con algo de brusquedad, y sorprendido de mí mismo por estar celoso de Carlisle. “Te pondremos en una camilla y cubriremos con unos cuantos vendajes. Carlisle te pondrá un respirador, será molesto, sé que puedes tolerarlo. Charlie querrá despedirte, lo único que tienes que hacer es darle la mano para que sepa que estás bien. E Isabella, también confiamos en que guardaras para ti lo que sabes de nosotros.”

Isabella accedió, aunque no sin dejar de preguntarse para sus adentros por qué le dábamos tantas vueltas al asunto de lo que eramos.

Luego me volvió a abofetear en el rostro por seguir leyendo su mente.

...


Mis observaciones son las siguientes: tu casa es rara pero grandiosa, y has estado jugando conmigo todo este tiempo. ¡No te atrevas a fingir que no sabes de qué estoy hablando, maldito manipulador!” Fueron las primeras palabras que Isabella pronunció.

Habían pasado casi dos horas de mentiras, engaños, actuación y papeleo. Finalmente todos en Forks creían que ella no era más que otra persona que apenas y había sobrevivido un accidente automovilístico.

No puedo evitar leer tu mente.” Repetí en tono cansino, buscando despertar su simpatía.

¡Santo Dios, insistes en seguirlo haciendo! No te hagas el pobrecito conmigo. El fragmento de piel dejado a mi alcance para que lo hallara, tras eso vas y hasta me ayudas a analizarlo, la cita en la que soltaste un par de pistas, a cada paso has estado jugando al gato y al ratón conmigo.”

Fue un accidente que encontraras el pedazo de piel, que le pertenecía a Alice por cierto. Te detecté cuando una visión de Alice sobre lo mucho que me atraería tu olor me hizo perder el control sin tan siquiera haberte olido. Mis hermanos tuvieron que pelear conmigo para prevenir una masacre. Te aseguro Isabella, que ahora no corres peligro a mi lado.”

Me cuesta creer lo del fragmento, es demasiado conveniente como para ser casualidad. Eso, y la cuestión de que corro peligro contigo, aún son interrogantes para mí.” Me miró con ojos furiosos al argumentar esto.

Lo sé.” Suspiré abatido, esta vez con más sinceridad.

Nuestras miradas se enfrentaron por un largo rato, hasta que Isabella cayó en cuenta en las caras sonrientes de la mayor parte de mi familia.

Lo siento mucho.” Se disculpó Isabella. “No era mi intención tener un comportamiento tan inapropiado en su casa.”

Esme se acercó sonriente y la tomó de las manos.

Nosotros tendríamos que pedirte disculpas por hacerte pasar por todo esto.” Dijo con candidez mi madre.

No, por favor, me avergüenza con sus disculpas.” ¿Es ella como los demás? No estoy segura, Carlisle y su esposa lucen más... ¿Humanos? “Además, todavía no sé qué es realmente 'esto'.”

Todos se quedaron observándome, todos de acuerdo en que era mí responsabilidad explicar este embrollo a Isabella; ella más que nadie estaba convencida de ello.

Quiero que te sientes antes de hablarte con la verdad.” Espere a que ella borrara su expresión de rebeldía y tomara asiento haciendo una mueca. Era la primera vez que ese diván era usado para sentarse y no como decoración. “Ya te aseguré que no somos los mutantes de comics que te estabas imaginando. No miento Isabella, escucha atentamente porque a pesar de que no tenga sentido para ti, esta es la verdad.” Dejé pasar un instante de silencio para darle la gravedad apropiada al asunto. “Isabella, nosotros somos vampiros.”

Durante dos segundos en que no hubo reacción alguna de su parte, ni siquiera en su mente, sinceramente creí que había asimilado la situación en que se encontraba...hasta que estalló a carcajadas.

¡De todas las cosas ridículas que pudiste haber dicho, esa fue la mejor!” Fue lo único que se le entendió a Isabella entre sus risas. Lo peor era que ni siquiera estaba fingiendo; se rió tanto que empezó a llorar.

Esto no es una broma Isabella.” No pude ocultar mi ira. “Bebemos sangre, nunca envejecemos, y la luz del sol puede revelar nuestra maldición.”

Emmett también se mofó mostrando todos los dientes.

Tienes que admitir Edward, que eres un poco dramático. La luz del sol nos hace brillar, no es como si nos convirtiera en polvo o algo así.” Y para rematar su comentario, Emmett simuló que era derretido y se desmayaba hasta desfallecer en el suelo.

¿Ustedes brillan con el sol?” Cuestionó reasumiendo su tono serio. En un principio creí que iba a seguir burlándose, sin embargo esta vez su cadena de ideas no arrastraba ninguna broma. “Eso, no debería tener ningún sentido. Sin duda alguna es un elemento que no encaja, pero eso podría ser la clave para comprender lo que son. Aunque no estoy obrando del modo correcto, estoy haciendo hipótesis cuando desconozco demasiado y aún me queda mucho por investigar, analizar y comprender.”

Somos vampiros, probablemente no idénticos a las leyendas que conoces, mas sin duda alguna, y de forma irrefutable, somos vampiros.” Esperaba que al hablar en un formato más científico ella se hiciera más razonable.

Querido Edward, muchos hombres que bajo su poder creían tener la razón, y a quienes el tiempo les demostró que no era así, usaron la palabra 'irrefutable' antes que tú. Pero, tomando en cuenta lo ocurrido hasta ahora, creo que acataré tu llamado al orden y te escucharé; entonces por qué no empiezas desde principio y me cuentas como se transformaron en 'vampiros'.” Apenas y suprimió una carcajada.

¿Estás consciente de que es una mala idea? Era Rosalie, su irritación no era menos perceptible aunque no abriera la boca. Los Vulturis podrían enfadarse con nosotros por compartir toda la historia con una humana. ¿Tan siquiera has considerado que ella podría ser nuestra enemiga?

Ni siquiera yo pude ahogar una risa entonces, por lo cual Rosalie bufó y dejó de pensar en cualquier cosa que tuviera que ver con Isabella. Como me distraje, fue Carlisle quien tomó la iniciativa.

¿Crees en Dios, Isabella?” Fue la pregunta de Carlisle.

No. Fue su pensamiento automático, en cambio su replica fue: “¿Qué tiene que ver Dios en todo esto?”

Lo sé, puede que esto suene extraño proviniendo de un vampiro, pero albergo la esperanza de que esta vida tenga algún sentido, incluso para nosotros. Mi padre era clérigo, y tenía una visión bastante estricta del mundo, que yo había empezado a cuestionar mucho antes de mi transformación. Así que ya entonces discrepaba con su forma de entender la fe, pero en cualquier caso nunca, en los casi cuatrocientos años transcurridos desde mi nacimiento, nada he visto que me haya hecho dudar de la existencia de Dios. Ni siquiera el reflejo en el espejo.Carlisle hizo una pausa en deferencia a Isabella, para que procesara esa información por unos momentos.

¿En serio, universo? ¿Religión y vampiros? ¿Estás intentando hacerme quedar en ridículo? Un vampiro cristiano y proselitista parece una de esas extrañas combinaciones de un juego de cartas. Fue lo que mi atea amada meditó.

Era Londres, alrededor del 1650, y mi padre se había convencido a sí mismo de que Dios lo había elegido para encontrar y exterminar a los monstruos que el Perverso había soltado en esta tierra. Yo era parte de su escuadrón de cazadores, y por pura suerte, terminamos persiguiendo a un vampiro real. Uno que estaba hambriento y débil, y que en su escapé me mordió con su ponzoña. Fue una herida mortal, y todos, incluido mi padre, me dieron por muerto. Agonizando, me arrastré en un callejón y me desplomé. Entonces el veneno recorrió mi cuerpo lentamente, horas que parecían no tener fin y durante las cuales sentí que el fuego del infierno quemaba mis venas. Cuando recuperé la capacidad de moverme, pude sentir la sed de sangre acosando mi garganta. Comprendí que el monstruo al atacarme, me había transferido su maldición. Entonces intenté destruirme. Me arrojé desde grandes alturas, ahogarme en el océano e incluso morir de hambre. Todo fue inútil, lo único que se debilitaba era mi fuerza de voluntad; me alejé cuanto pude de la población humana. Durante meses, merodeé en los lugares más solitarios, hasta una noche en que me crucé con una manada de ciervos, ya había perdido mi capacidad de raciocinio para ese momento, por lo que los ataque por puro instinto, y al beber su sangre recobré mis facultades, y descubrí que existía una alternativa a ser el demonio que tanto me repelía.” Carlisle hizo otra pausa.

De acuerdo Isabella, por ahora asumamos que todo es verdad, o al menos, que Carlisle cree que es verdad. No me parece que este mintiendo, además que a estas alturas no tendría ningún sentido contarme mentiras. Sería más lógico no contarme nada. Tras esta reflexión Isabella rompió el silencio: “Puedo aceptar el hecho de que sean Hemófagos a causa de una deficiencia por algún tipo de mutación genética, no sería la primera vez que la Ciencia Ficción haya predicho una verdad. Me sigue costando un poco asumir eso del veneno o ponzoña y el contagio, no porque dude de tu relato, sino porque es científicamente un sinsentido. Las enfermedades se contagian así, pero no pueden alterar la genética de tu cuerpo tan rápidamente; las alteraciones genéticas positivas tardan varias generaciones y un montón de selección natural para completarse. Por otro lado las deformaciones genéticas inducidas por la radioactividad o los alimentos transgénicos son más veloces, aunque no inmediatos, y sin duda alguna, nada benéficas. Como sea, algo que podría ayudarme a aceptar su necesidad de sangre sería...”

¡Ni de broma vas a presenciar cómo nos alimentamos!” Intervine con un rugido.

¿Y cómo esperas que tomé como un hecho algo que no he verificado por mí misma? Mira, si quieres puedes mostrarme una grabación, porque deduzco del relato de Carlisle que ustedes sí se reflejan en el espejo. Debo añadir, Edward, que tu preocupación por mí es inconsecuente con lo que has llamado mi Don. Al igual que Carlisle, me arrojé de grandes alturas e intenté ahogarme. Nunca se me ocurrió matarme de hambre, de hecho, la mera idea requiere tanta determinación que probablemente mi subconsciente, que me conoce tan bien, la descartó de antemano. El punto es, que no necesito que me protejas.” Isabella me enseñó la lengua al concluir.

Ignoré sus ojos furiosos, no estaba dispuesto a distraerme del tema más importante. “¿Crees que somos vampiros, sí o no?”

Tentativamente, y bajo la condición de que más adelante observaré evidencia contundente al respecto, sí. Aclaro que uso el término vampiro por facilidad, no por ser el más preciso. Y creo que ahora es el mejor momento para ver con mis propios ojos esos fantásticos poderes.”

Bien.” Me rendí incondicionalmente.

...

¡Wiiii!” Gritó Isabella mientras la cargaba en mi espalda a toda velocidad. Hasta tuvo el descaro de extender los brazos.

¡No soy una montaña rusa! ¡Cierra los ojos, cierra la boca, y abrázame antes de que tengamos un accidente!”

¡Más rápido! ¡Más rápido! ¡Wiiii!”

...

Cinco minutos después de llegar, Isabella seguía tosiendo. Emmett se reía de ella.

Te lo dije.” Me dirigí a Isabella; era como tratar con una niña de dos años.

Valió la pena.” Me contradijo ella limpiándose la boca con el dorso de la mano. Escuché su mente registrar la altura de los árboles, un estimado de su cantidad y de la temperatura. “Lastima que no haya sol, me gustaría ver ese efecto del brillo en ustedes.”

Creo que estás en lo correcto, me veré más hermoso bajo el sol.” No pude quedarme callado.

Isabella me dirigió otra de sus miradas asesinas. “¿Por qué no vinieron los demás, pervertido?”

No todos los vampiros tenemos un Don que mostrar.” Explicó Alice. “Estas habilidades especiales son más bien inusuales. Para ser específicos, cuando un humano se transforma en vampiro, su rasgo más fuerte lo acompaña en su nueva vida.” Alice entró en trance por un momento para hallar el ejemplo más correcto para Isabella. “Renacer como vampiro es como instalar un nuevo sistema operativo en una computadora, y dependiendo del modelo de la computadora, o en este caso, de las particularidades del ser humano, son las nuevas características del vampiro.”

Por lo que he entendido, hay unos ciertos atributos que son comunes a todos los que sufren la transformación, ¿correcto?” Inquirió Isabella.

Los cinco sentidos se incrementan proporcionalmente, al igual que la fuerza, destreza, resistencia, facultades mentales y apariencia.” Fue Jasper quien respondió. Gracias al Don de Isabella se sentía lo suficientemente confiado como para hablar con ella; pero aún guardaba una cierta distancia, temeroso de perder el control por culpa de su agradable olor. “Además no hay que olvidar que ningún ser humano es igual a otro, cada persona destaca en algunas cosas y es mala en otras. También se deben tener en cuenta las habilidades del ser humano, que en caso de ser acentuadas pueden influir en el nuevo vampiro. Los Dones varían muchísimo de un vampiro a otro; de acuerdo a un amigo nuestro, no existen dos Dones iguales. Lo último que debe saber sobre los dones es que algunos pueden tardar años en ser dominados por completo.”

Así que en esta Lotería de Superpoderes, ¿Carlisle, Rosalie, y Esme no obtuvieron un boleto ganador?”

No exactamente.” Argumenté, me molestaba que otros tuvieran la atención de Isabella, incluso si ella nada más quería golpearme.“Puede que ellos no demuestren algún talento supernatural, mas tienen lo que podríamos llamar talentos pasivos. Rosalie es probablemente la mujer más bella en el mundo entero. Carlisle tiene una enorme compasión que le ayuda a resistir la sed de sangre. Esme tiene pasión, y eso le permite amar genuinamente y mostrar afección a otros. En la misma categoría se inscriben mi capacidad para tocar el piano, mi velocidad, y la fuerza de Emmett, superiores a la de otros miembros de nuestra especie.”

Sí me dio la impresión que eras más rápido, llegaste antes que los demás.” Apuntó Isabella impresionada.

Estaba a punto de confesar que esa no era mi máxima velocidad cuando Emmett protestó.

Mi fuerza no tendría que ser un talento pasivo sin importar lo que Eleazar diga.” Emmett hacia una mueca de niño regañado muy graciosa cuando algo no era de su agrado. “Y eres un mentiroso Edward, si Rosalie no vino fue porque la chica nueva no le gusta mucho, y Esme y Carlisle no quisieron dejarla sola para no herir su orgullo. Sin ofender, Chica Invulnerable.”

No hay problema Emmett, prefiero tu honestidad, y hasta la de Rosalie, a la ilimitada manipulación de tu hermano.”

Puesto que nada que yo haga parece agradarte, a lo mejor quieras ver lo que mis hermanos pueden hacer.” Suspiré frustrado.

Alice se adelantó un paso.

Yo puedo ver el futuro, ¿no es eso mejor que leer la mente?” Alice sonrió exhibiendo su encanto de hada.

¿En serio? Eso es sorprendente. ¿Puedo ponerlo a prueba?” Isabella miró alrededor y recogió una diminuta piedra del suelo. Luego se llevó las manos a la espalda. “Cierra los ojos y dime en que mano la tengo.”

Alice nos dio la espalda e inicio. “Derecha. Izquierda. Derecha. Derecha. Izquierda. La dejaste caer al suelo. Ahora la estás pisando con tu zapato.”

Suficiente de eso. ¿Puedes decirme a qué edad moriré o algo por el estilo?”

Isabella no tenía idea lo insensible que era al discutir el tema de su muerte con tanta naturalidad, lo cual era demasiado penoso para mí.

Mi Don no funciona así. Mis visiones no son perfectas, y están supeditadas a las decisiones que las personas toman. Cada vez que cambias de opinión, mi visión puede cambiar. Aunque sí puedo concentrarme en alguien en particular o en un evento determinado.”

Tiene sentido epistemológico, al menos con la teoría de cuerdas de Jöel Scherk y John Henry. ¿Y qué puedes hacer tú, Jasper?”

Poseo la habilidad de sentir y manipular las emociones de quienes me rodean. Puedo hacer que una situación tensa se vuelva pacifica, o intensificar las emociones negativas para provocar una pelea. Aunque prefiero enfocarme en el aspecto positivo de mi Don.”

Has usado tu Don conmigo para ayudarme en esta transición, ¿correcto?” Interrogó Isabella con ese tono en el cual subyacía la desazón.

Jasper asintió.

Lo hiciste por petición de Edward.”

Jasper asintió otra vez.

Isabella me golpeó de nuevo.

...

Isabella no estuvo satisfecha hasta que le contamos todo. Ya estaba a punto de oscurecer para cuando una exhibición de combate amistoso entre Jasper y yo concluyó.

Antes de regresar, ¿podrían ayudarme a revisar esta lista?” Nos pidió ella enseñándonos una libreta en la que había estado escribiendo durante todo el día y a la que no le quedaban muchas hojas en blanco.

Nos hizo revisar dos páginas en especial.

Pros de convertirse en vampiro:

1. Características mejoradas (Fuerza, Destreza, Resistencia, Apariencia, Inteligencia)
2. Habilidad(es) destacada(s) del individuo también se incrementa(n) de manera exponencial (Talento Pasivo)
3. No es necesario volver a dormir
4. Inmortalidad
5. Memoria eidética
6. Probabilidad de obtener un Don y/o desarrollarlo después del Renacer
7. No se necesita ingerir alimentos ni bebidas regulares
8. Amor verdadero asegurado
9. Acceso a conocimientos de dominio exclusivo de los vampiros


Contras de convertirse en vampiro:

1. Se pierden y/o cuesta recordar eventos y habilidades de la vida pasada.
2. Tendremos que ver morir a los seres queridos que sigan siendo humanos
3. Sed de sangre constante
4. Dificultad para estar cerca de seres humanos
5. Si el ser amado muere se pierde la voluntad para vivir
6. Imposibilidad de compartir los secretos de los vampiros so pena de romper las leyes de los Vulturis (Muerte)
7. Imposibilidad de recibir la luz directa del sol so pena de ser expuesto por la piel brillante

Estás loca Isabella.” Fue mi primera afirmación.

¿Y se puede saber por qué?” Inquirió con un puchero.

Lo que estás pensando sobre los Vulturis....”

Oh por Dios, ¿no puedes guardar un secreto? Además, no fue más que mi cerebro llegando a la conclusión lógica: es hora de que un nuevo gobierno reemplace a los Vulturis. No tengo ningún plan malvado para derrocarlos, aún. Las caras de Jasper y Alice me revelan de que algo sospechan, por lo tanto, no hablemos más al respecto, por favor.

Tu lista está incompleta.” Aseveré para cambiar de tema. “No hay ninguna mención del hecho de que perderás tu alma y no podrás acceder al cielo.”

La mandíbula se le cayó a Isabella.

¡No puede ser que tú también creas en Dios! ¿Acaso no entienden que Dios no existe? ¿Que no es más que un concepto inventado por el hombre, al igual que el bien y el mal? Dios no es más que una herramienta social para mantener a raya los comportamientos enfermizos y dañinos para la humanidad, y su efectividad para lograr eso es loable. Sin embargo, no existen otras leyes más que las del universo, las que la ciencia nos ayuda a descubrir. Ni siquiera la ciencia tiene leyes inmutables, únicamente el universo las tiene. Y no es posible que exista un Dios; la voluntad suprema concebida por la religión es ridícula...

Para ti puede ser ridículo, pero es en lo que yo creo y no pienso cambiar de opinión sin importar los argumentos que me des, al igual que no pienso volver a alimentarme de sangre humana por ninguna razón. Jamás le haría a un ser amado el daño de condenarlo de este modo.”

¡Eres peor que Carlisle! Al menos él no cree que el hecho de ser vampiro te haga irredimible, ¿cómo puedes ser tan dogmático? Vives una antinomia. Si ni siquiera crees que se te permita la entrada en ese cielo, entonces, ¿por qué no eres un monstruo amoral? ¿No ves que tu sistema de creencias y tus acciones son una contradicción en sí misma?

Me quedé en silencio y cruzado de brazos, ignorando lo que Isabella razonaba en contra de mi fe.

¿Por qué me tenía que enamorar del vampiro más intransigente del mundo? AAAAAAARRRGH!”
Isabella gritó al menos tres veces más antes de retomar la palabra. “Tu ideología es retorcida Edward. Responde, ¿no me has besado por temor a lastimarme, verdad? Aún cuando conoces mi Don y sabes que nada puede lastimarme, que soy indestructible, sigues tratando de protegerme de los demás, del mundo y de ti mismo. ¿Por qué? No es la hora para quedarse callado, por un segundo abandona tu rol de manipulador benevolente y se sincero conmigo. ¿Por qué?”

Porque te amo.” Fue mi honesta respuesta. “Porque sin importar que tan lista o resistente seas, todavía era una delicada humana.”

Isabella actuó sin pensar, y por eso no pude reaccionar a tiempo. Se lanzó sobre Jasper con la intención de atacarlo. Mi hermano, desbordado por el aroma e incapaz de controlar su instinto de preservación, descargó su mano como una garra devastadora contra Isabella.

Ella voló por los aires y se estrelló contra un árbol, que se partió en dos.

¡Jasper!” Chilló Alice, y gracias a su llamado él recobró el juicio. Se abrazaron, y pude sentir al monstruo hambriento dentro de Jasper agitarse dentro de su prisión.

En un instante estaba al lado de Isabella. La encontré con la blusa hecha jirones, prácticamente desnuda de la cintura para arriba, y mirándome con ojos desafiantes llenos de reproche.

¿Lo ves? Ningún rasguño.” Fueron sus palabras que se clavaron como dardos en mi corazón. “No tienes porque protegerme, renuncia a ese papel de caballero en resplandeciente armadura porque yo no soy una damisela en peligro. Y en últimas, el convertirme en vampiro, o no hacerlo, es mi decisión. Y dentro de mi criterio, el concepto del alma no tiene peso alguno.”

Empujó a un lado la mano que le ofrecí para ayudarla a incorporarse.

Jasper, lo siento mucho.” Gritó Isabella sin aproximarse a él o a Alice. “Te utilicé, y aunque Edward lo merezca no fue justo para ti. Espero que me perdones, aunque si sirve para que Edward entienda, no me arrepiento de nada.”

Isabella, creo que hay un malentendido entre nosotros.” Murmuré consciente de la tormenta que se nos venía encima.

¿Acaso no es verdad que estás en contra de mí transformación por motivos religiosos?”

Isabella,” expliqué, “nunca se trato sobre si podías llegas a ser un vampiro o no. No quería otra cosa que conocieras lo que soy, para que así pudieras elegir si estar conmigo o no.” Ella no lo comprendió, por lo que tuve que ser directo. “Tu Don impide que te transformes en vampiro. A pesar de que Alice y yo revisamos muchos escenarios, ella no ha visto ninguno en que tu seas una de nosotros. Tú eres inmutable.”

Isabella hizo una expresión desvalida, mitad incredulidad y mitad desaprobación.

El mundo no puede ser tan injusto.” Susurró Isabella, y se giró para encarar a Alice. “Por favor, dime que está bromeando o mintiendo. No puede ser que...”
Es verdad Isabella.” Admitió Alice compungida. “Nunca se me ocurrió ver un futuro en el que te enteraras de esto.”

Yo tampoco. A pesar de que amaba a Isabella, y de que había leído su mente sin cesar desde que la conocí, no había sido capaz de imaginar lo amplia que sería su desilusión. Ahora podía ver su angustia, era como si hubiera logrado acercarse a la ambrosía de los dioses, que la hubiera podido oler y palpar, para que en el último momento le revelaran que era imposible para ella comerla.

No podía creer lo mucho que ella deseaba ser como nosotros, y lo mucho que la había lastimado al permitirle observar nuestro paraíso prohibido.

Respeté su deseo de llorar en silencio hasta después de que Jasper y Alice se fueron, hasta que la noche cayó sobre nosotros y las estrellas nos cubrieron con su manto estelar.

No me voy a rendir tan fácil. Fue lo último que cruzó por su cabeza antes de desfallecer a causa del hambre y caer en mis brazos.

Primer Capítulo              Capítulo Anterior          Capítulo Siguiente

Nota del autor

A pesar de la racionalidad auto-impuesta de Isabella, ella es una persona muy emocional, y de hecho su inteligencia es una especie de caparazón que le ayuda a ocultar lo frágil que es. Espero que eso haya quedado claro en este capítulo, que su mundo se resquebraja en pedazos y luego esos escombros son aplanados hasta ser añicos.

Pido disculpas si el capítulo 6 tuvo exceso de dialogo, espero que no haya sido muy difícil de leer.

Estoy ansioso por escribir el próximo capítulo porque Jacob hará su aparición estelar. Es bastante diferente al canon!Jacob, puedo adelantar que no estará enamorado de Isabella y será mucho más agresivo. Sin embargo tendré que apuntar a una gratificación postergada, porque antes de escribir el capítulo 7 de Atardecer traduciré el capítulo 23 de HPMOR.

Agradezco mucho el comentario de rochy true, en gran parte fue lo que me motivo a arriesgarme más con los personajes. También gracias a mi novia Melissa, quien me recordó que lo importante era construir mi propio mundo.

No creo que Isabella, o yo mismo, seamos unos modelos perfectos a seguir. A veces el ser inteligente puede dificultar el relacionarse con otros, fomentar el orgullo, la pedantería, y darte la falsa sensación de que siempre tienes la razón. Creo que esos son los mayores peligros del saber.

Nunca olviden que Crepúsculo le pertenece a Stephenie Meyer, y que a lo mejor yo nunca habría conocido los métodos de la racionalidad de no ser por Less Wrong / Eliezer Yudkowsky.

Escuchando a: Zedd – Find you
Leyendo: Hunter X Hunter
Escribiendo: HPMOR 21, Cree en la Creencia
Viendo: Big Bang Theory
Comiendo: Arroz mixto
Bebiendo: Demasiada gaseosa

Melissa estuvo aquí ^-^
Publicar un comentario