Buscar este blog

viernes, 20 de junio de 2014

Los 10 ladrones de tu energía para videojuegos por Otaku-Chan

Muchas veces nos abstenemos de los videojuegos por cosas de menor importancia como trabajar o dedicarle tiempo a nuestra pareja. Y así nos quedamos sin energía para lo que nos hace realmente felices.


¡Ya no se preocupen! Porque Otaku-Chan, el Dalái Lama de los videojuegos, ha escrito un libro que nos permitirá jugar, libres de distracciones.

Antes, es necesario presentar al personaje. No hay que caer en el error de pensar que Otaku-Chan es una persona, porque en realidad es un concepto, que encarna la voluntad de todos los ñoños del mundo, ¡y en español!

El rol de Otaku-Chan es darle voz a aquellos que no pueden hablar, avergonzados por la edad, raza, sexo o pereza. Elegido por sí mismo, solamente a Otaku-Chan le corresponde ser el líder de una nación sin territorio, pero con mucho corazón. Tan grande como lo son los chistes de gordos en Internet.

Si se preguntan por qué los otakus no tenemos un país, es porque fuimos exiliados de los Reinos Olvidados cuando en nuestro dado de 20 salió un 1. Tiempos oscuros que hacen parecer las masacres de la china comunista igual de terribles que los campos de concentración Nazi.

En la actualidad Otaku-Chan se encuentra haciendo huelga de hambre para que Hollywood pueda grabar Cowboy Bebop en el Tibet.

El presente Otaku-Chan es Cristhian Manuel García León, nacido el 6 de Junio de 1986, y es la catorceava persona en recibir el título de Hiko Seijurö, maestro del estilo Hiten Mitsurugi.

En Julio de 2008, tras Obtener la condecoración de Comunicador Social-Periodista en la Universidad del Valle en Cali, Colombia, Otaku-Chan se retiró de las luces públicas para meditar en paz y armonía en compañía de sus amados mangas, anime y videojuegos favoritos. De esos seis años de ejercicio espiritual, han surgido los siguientes principios.

Dalai Lama Otaku Chan
Hasta el Té lo bebe con sabiduría.

Los 10 ladrones de tu energía para videojuegos

Por Otaku-Chan



1. Dale una patada en el culo a los jugadores que se la pasan gritando groserías. Todos necesitamos desahogarnos de vez en cuando, mas los que lo hacen constantemente no son buenos videojugadores, carecen de talento para triunfar en cada nivel, y su presencia significa el riesgo constante de que hagan añicos tus controles.

2. Deja que tus padres se encarguen de pagar las cuentas. Todo el tiempo que dediques a trabajar, son años de experiencia que tus Pokemons no recibirán.

3. Si te ves forzado a jugar por turnos, porque no seguiste el principio número 1 y ahora apenas tienes un control, no discutas y sigue las reglas. Ya sea por tiempo, vida o muerte, pasa el mando cuando la condición se haya cumplido. Y si el otro la incumple, aplica el ninjutsu de próstata que Kakashi nos enseñó.

4. Haz que otros saquen la basura por cansancio. Entrena tu nariz y tu cuerpo para soportar los más hediondos de los malos olores, de ese modo no perderás tiempo sacando la basura.

5. Dormir de noche es para los débiles, todo el mundo sabe que las cosas más divertidas en Internet siempre aparecen de noche, como el Slender Man.

6. Nunca ordenes, eventualmente todo se vuelve a desordenar, el orden del universo es el caos. A todos aquellos que insistan en lo contrario diles una y otra vez Alt+F4 hasta que se supriman o se cansen de ti.

7. La salud es algo pasajero, todos vamos a morir de algo. Y como el profeta Bender nos enseñó, la vida no se acaba mientras haya cerveza, nachos y fiesta. Las mujeres son opcionales. La vida no termina hasta que la gente se de cuenta de que el robot hecho carne estuvo muerto desde el inicio.

8. Ignora a los trolls tóxicos que te encuentres. Su mamá no los abrazó cuando niños y toda esperanza de redención en ellos se ha perdido. Tienes que amar a los que odian, a no ser que darle una patada directo en los huevos sea más fácil.

9. Nunca te rindas, no le des la razón a otro y jamás admitas que te equivocaste. De ese modo estarás más cerca de ser como los gigantes de la industria de los videojuegos, quienes nunca aceptan sus errores.

10. La mejor forma de perdonar es una Fatality.


La foto original del Dalái Lama a la cual le estampamos encima el feo rostro de Otaku-Chan la pueden hallar aquí: el Dalái Lama en La Cumbre de Paz en Vancouver por kris krüg

Si quedaste con más ganas de parodia entonces lee Cinco razones imaginarias para no ir a un hospital hasta que Otaku-Chan recargue baterías.


Si quieres más de Otaku-Chan síguenos:

SÍGUENOS EN GOOGLE+

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK


Publicar un comentario