Buscar este blog

lunes, 12 de mayo de 2014

Porque se sube el volumen durante las propagandas

Apuntar lo que está mal en el mundo no es pesimismo, es buscar una optimización a base de una crítica objetiva.

Al final sólo quedará uno
Optimización Darwiniana. Fuente

Todos protestan porque el volumen se sube durante las propagandas. En especial los resentidos que no estén viendo el programa en cuestión y no desaprovechan oportunidad para atacar. Muchos sólo usan el botón de Silencio y siguen viviendo su vida como si nada. Algunos pocos conocemos el terrible secreto de mercadotecnia que se esconde detrás de este sutil complot de decibelios. Hasta la misma palabra es maquiavelista: ¡decibelios!

Decibelios malos
Les dije que los decibelios eran malos. Fuente

En principio, es un concepto simple. Las canales de televisión y ahora también Youtube, obtienen ingresos por la publicidad. Para "despertar" al espectador y atraer su atención, nuestros programadores de diversión en pantalla automáticamente suben el nivel de las propagandas. No es que tu televisor ni tu computador estén dañados, es un acto consciente y a propósito que busca coaccionarte a comprar productos que ni siquiera necesitas.

Compra más
Repetido para tu conveniencia. Fuente



Hay quienes creen que la explicación termina ahí, ¡pero esos ingenuos se equivocan! ¿Han notado que no todos las propagandas se suben igual? Aún si intentas ver tus programas con un volumen decente (en mi televisor es 15) y bajarlo en los comerciales lo suficiente como para que no te estorben pero como para no perder cuando vuelva a empezar lo que te interesa (lo cual sería 10 para mí) hay algunos productos que se las arreglan para ser escuchados en otros niveles de atención. Resulta que ellos han descubierto a través de millonarios estudios, que dependiendo del grado de volumen, es el sector de tu cerebro que se ilumina y responde a su invasión consumista. En volumen 5 o menos soñaras con ello. Entre 10 y 5 lo pronunciaras como una palabra equivocada. Entre 15 y 10 te parecerá una buena idea. En 15 o más deberás consultar un otorrinolaringólogo porque estás sordo.

Publicidad total
"Liminal, subliminal, ¡y superliminal!" Fuente

Taparse los oídos o silenciar del todo los comerciales también es inútil porque así como dominan la teoría del silencio y el inconsciente, también manejas la teoría del color y los impulsos visuales. Con el rojo te venderán comida, con el azul toallas higiénicas, con el verde te venderán lotería, etc. Había una forma de resistirte a esa tormenta de ventas en el pasado, la regla de los tres minutos y medio, que era la duración exacta de los cortes comerciales. Esta regla de hierro fue doblada cuando un pequeño grupo de rebeldes esparció la palabra de la verdad. Entonces la duración de los cortes comerciales comenzó a variar y desarrollaron publicidad que no necesita más de cinco segundos para atrapar tu voluntad. ¿De verdad creían que no perdían el tiempo al oprimir "Saltar Anuncio" en Youtube? ¡Crédulos! No hay escapatoria. Esta es una lucha que hace mucho tiempo perdimos, por eso nada más queda una opción... ¡Comprar esa linda mascota que estás viendo en este mismo instante!

Oh por Dios
Lo que has visto ya no lo puedes dejar de ver. Fuente
Publicar un comentario